Premios Grammy: noche de sorpresas, homenajes y nostalgia

La Mejor Grabación del Año fue para “This is America”, de Childish Gambin; se rindió un homenaje a Dolly Parton presentado por la actriz Ana Kendrick

Excélsior
lunes, 11 febrero 2019 | 08:49

Ciudad de México.- Una noche de sorpresas se vivió durante la 61 edición de los premios Grammy celebrada en el Staples Center en Los Ángeles, California, donde se rindió homenaje a las cantantes Diana Ross y Dolly Parton.

Pero también donde Jennifer López impactó con su número musical, Lady Gaga fascinó con su música, Alicia Keys presentó a grandes mujeres, los intérpretes latinos se hicieron presentes y se recordó a grandes celebridades de la música que fallecieron el año pasado.

Aquí la lista completa de los ganadores al Grammy 2019

La cita musical inició con la presencia en el escenario de Camila Cabello con su éxito “Havana”. A los pocos segundos se integró Ricky Martin para deleitar con "Pégate". Junto a ellos estaba Arturo Sandoval y su saxofón, pero faltaba alguien más: J Balvin con la canción “Mi gente”. Entre todos lograron crear un movido y entusiasmado ambiente de apertura.

Para ese momento, Alicia Keys ya destacaba como la anfitriona del magno evento y tras mencionar a su familia y amigos, presentó el testimonio de un grupo de mujeres: la cantautora Lady Gaga, la actriz Jada Pinkett Smith, la abogada y socióloga Michelle Obama y la intérprete Jennifer Lopez.

Durante un par de minutos ellas expresaron cómo es que la música ha contribuido en su vida, de cómo les ha dado esperanza y las llevó a ser las mujeres de hoy. Así iniciaba uno de los momentos más emotivos de la noche:

"Con la música lloramos, marchamos, hacemos rock, hacemos el amor. Es nuestro lenguaje global compartido y cuando realmente quieres decir algo, lo dices con una canción", resaltó Alicia Keys.

Lady Gaga mencionó, a su vez, cuando en su juventud la gente la miraba feo y le decían "rara".

Me decían que mi aspecto, mis elecciones y mi sonido no funcionaría. Pero la música me dijo que no los escuchara, tomó mis oídos, mis manos, mi voz y mi alma. Me llevó a todos ustedes y a mis pequeños monstruos, a quienes amo tanto".

Para Jennifer Lopez, la música es un sonido que la pone a bailar todo tipo de géneros.

Me recuerda de dónde vengo, pero también me recuerda a todos los lugares a los que puedo ir".

"Expresamos nuestro dolor, poder y progreso a través de la música, ya sea que lo estemos creando o simplemente apreciándolo. Cada voz que escuchamos merece ser honrada y respetada", indicó en su oportunidad Pinkett-Smith.

La presencia de Michelle Obama causó gran emoción y tras recibir una larga ovación como bienvenida, dijo:

"Ya sea que nos guste el country, el rap o el rock, la música nos ayuda a compartir nuestra dignidad y tristezas, nuestras esperanzas y alegrías. Nos ayuda a escucharnos unos a otros, a invitarnos a participar”.

Acto seguido llegó la oportunidad de Shawn Mendes y Miley Cyrus, artistas que días atrás crearon toda una ola de misterio a través de las redes sociales, pues cada uno fue revelando poco a poco lo que tenían preparado. Con una explosiva actuación ambos interpretaron “In my blood"

Entonces llegó la primera premiación: para Bradley Cooper y Lady Gaga en la categoría de Mejor Presentación Dúo o en Grupo Pop por "Shallow", tema principal de la película "A star is born" que compite con varias candidaturas en los premios Oscar 2019.

Varios tuiteros coincidieron en señalar la participación de Kacey Musgraves al compartir "Rainbow" y celebrar que “Golden Hour” fue galardonado como el Mejor Álbum de Country.

La sexualidad y el derecho a ejercerla sin complejos es el mensaje que Janelle Monáe dio través de su tema "Make me feel", que interpretó al tiempo que se realizaba una sorprendente coreografía.

Otros de los momentos más esperados fueron los que protagonizaron Post Malone y Red Hot Chili Peppers. El primero emocionó con el sencillo "Rockstar" y la banda con "Dark necessities".

Y como ya hacía falta otro instante irrepetible e inolvidable, se rindió un homenaje a Dolly Parton presentado por la actriz Ana Kendrick. Acompañando a la veterana artista y sus grandes temas estaban Katy Perry, Kacey Musgraves, Linda Perry, Maren Morris, Miley Cyrus y Little Big Town.

Tras la actuación de H.E.R con "Hard place”, llegó el turno de la rapera Cardi B, cuyo llamativo atuendo en la alfombra roja generó varios memes que rápidamente se esparcieron por redes sociales. Lo importante es que con “Money” no decepcionó, al grado de ser considerada uno de los platos fuertes de la noche de los Grammy 2019.

Sobre el escenario del Staples Center, sentada entre dos pianos, la anfitriona de los Grammy dio enseguida una muestra de la limpieza de su voz, pero también de la profundidad que le caracteriza.

Con potencia y sensibilidad, Alicia Keys hizo vibrar el auditorio con "Killing me softly", de The Fugees; "Unforgettable", de Nat King Cole, y su éxito "Empire state of mind".

Momentos después el dúo estadunidense Dan + Shay compartió un poco de su "Tequila" al público, mientras Drake iba a ver convertido en realidad su sueño de ser el merecedor a la Mejor Canción de Rap, por “God's plan”; en su discurso sugirió a los jóvenes que hagan música desde el corazón.

Diana Ross, que en 1993 entró en el Libro Guinness de Récords como la artista femenina de mayor éxito de todos los tiempos, se alistaba detrás del escenario para vivir uno de los momentos más significativos de su vida. Primero apareció su nieto de nueve años para hablar de ella y presentarla.

Con un espectacular vestido rojo, la cantante hizo su arribo al escenario, donde también celebró su cumpleaños número 75. Cantó "The best years of my life" y "Reach out and touch (Somebody's hand)", temas con los cuales marcó con un sello especial, de nostalgia e historia, esta edición de los Grammy. Verla ahí fue como recordar aquella época gloriosa de los años 70 y 80.

El ensueño fue roto de manera explosiva por Lady Gaga para deleitar con "Shallow" y minutos después arribó Travis Scott al lado de Philip Bailey, con quien interpretó "Stop trying to be good”. Acto seguido resaltó con James Blake y “No bystanders". A más de uno pusieron a bailar.

Majestuosa y sensual se distinguía Jennifer López durante el tributo al sello Motown Records. Dueña del escenario, con envidiable elasticidad y tan segura de sí misma, la cantante impactó con "Please Mr. Postman". Junto a Smokey Robinson también fascinó con "My Girl". Ahí estaba el pianista Ne-yo y Alicia Keys se les unió con "Papa was a Rolling Stone".

Brandi Carlile conquistó con "The joke"; Chloe X Halle con "Where is the Love", así como Dua Lipa y St. Vincent llegaron para encender el escenario con "Masseduction" y "One kiss".

Dua Lipa jamás imaginó que apenas concluyera su actuación estaría recibiendo el Grammy y con él daría uno de los discursos más largos de la velada. Tanto así que se cortó la transmisión. Es de destacar que esa situación fue una constante entre varios de los ganadores.

Otro de los momentos más emotivos surgió al recordar aquellas grandes celebridades de la música: cantantes, compositores, músicos, arreglistas y/o productores que fallecieron durante 2018. El Grammy no olvidó a Roy Clark, Freddie Hart, Avicii, Montserrat Caballé, Malcolm Mac Miller y Carol Channing.

Tampoco a Ed King, John Perry, Tony Joe White, Cecil Taylor, Russ Solomon, Lari White, Denise Edward, Joe Jackson, Ray Sawyer, Jim Rodford, Gary Burden, Avicii, Alan Pearlman.

Otros mencionados fueron: Maria Dolores Pradera, DJ Fontana, Roger Clark, Daryl Dragon, Dave Rowland, Patrick Williams, Charles Neville y Aretha Franklin.

Precisamente a ésta última, las cantantes Yolanda Adams, Fantasia y Andra Day la recordarían con uno de los últimos números musicales de esta 61 entrega ; con la perfección de sus voces y ese tono de soul hicieron vibrar a los asistentes al compartir "You make me feel like (A natural woman)".

La Mejor Grabación del Año fue para “This is America”, de Childish Gambin. El gramófono fue recogido por gente de su producción debido a que el cantante se negó asistir a la ceremonia.

El Grammy al Mejor Álbum del Año fue para “Golden hour”, de Kacey Musgraves, quien se convirtió en la sorpresa y una de las grandes triunfadoras de esta edición, pues se llevó a casa un total de cuatro preseas. Con este galardón concluyó una entrega más del codiciado premio.

Antes, durante la alfombra roja, el cantante puertorriqueño Ricky Martin fue una de las figuras latinas que más sobresalió. "Partiendo plaza" al lado de uno de sus hijos, la llamada “Bomba latina” mostró un "look" no conocido, pues en su rostro destacó un delgado bigote.

Andrea Echeverri, cantante de Aterciopelados, causó impacto al ir vestida de una manera muy singular, con un atuendo similar al gramófono, figura del galardón que se entrega en esta importante premiación a lo mejor de la música.

Camila Cabello llamó la atención al portar un vestido entallado de color rosa que hizo resaltar su delineada figura. Poco después se presentaría el reggaetonero J Balvin, con quien más tarde compartiría escenario en explosiva combinación musical.

Quien causó controversia fue la cantante Joy Villa, y lo hizo por tercera vez en una ceremonia como ésta. En su paso por el tapiz rojo mostró un vestido con la leyenda “Build the wall” (Construir el muro), en apoyo a la política del presidente estadunidense Donald Trump.

"Vengo vestida de muro para proteger a los ciudadanos americanos. Soy medio latina, soy negra y creo en lo que el presidente está diciendo", resaltó.

Jennifer Lopez, Miley Cyrus, Lady Gaga, Jaden Pinkett Smith, Kylie Jenner y Katy Perry, así como los integrantres del grupo de pop coreano BTS, fueron otras de las personalidades que más llamaron la atención de los asistentes, periodistas y telespectadores que disfrutaron la 61 edición de los premios Grammy.