Espectáculos

Protagoniza Adele portada de Vogue

Adele, quien no había dado entrevista desde 2016, reveló a Vogue que bajó de peso tras sufrir ansiedad y que se volvió adicta al ejercicio

Reforma

Reforma

jueves, 07 octubre 2021 | 15:25

Ciudad de México.- Adele protagoniza las portadas del mes de noviembre de las ediciones británica y estadounidense de la revista Vogue.

 Tras cinco años de alejarse de los medios, la cantante británica, quien no había dado una entrevista desde el 2016, se sinceró con la revista de moda para hablar sobre su separación, su físico, su música, sus romances y su regreso a la fama.

 Con el próximo estreno de su nuevo disco, mismo que es un reflejo de sus lecciones aprendidas desde sus 21 años hasta sus actuales 33, la estrella reveló que gran parte de sus nuevas canciones son la respuesta a muchas de las preguntas de su hijo. 

"Sentí que quería explicarle, a través de este disco, quién soy y por qué elegí voluntariamente desmantelar toda su vida en pos de mi propia felicidad. A veces lo hacía realmente infeliz. Y esa es una herida real para mí que no sé si alguna vez podré sanar.

 "Este álbum es autodestrucción, luego la autorreflexión y luego una especie de autorredención. Pero me siento preparada. Realmente quiero que la gente escuche mi versión de los hechos esta vez", compartió con Vogue.

 Además de la inspiración de su álbum, la intérprete de "Rolling in the Deep" habló sobre su pérdida de peso, confesando que perdió casi 100 libras en dos años, lo cual se dio a partir de que comenzó a experimentar ataques de ansiedad.

 "Fue por mi ansiedad. Haciendo ejercicio, me sentiría mejor. Nunca se trató de perder peso, siempre se trató de volverme fuerte y dedicarme tanto tiempo todos los días sin mi teléfono.

"Me volví bastante adicta. Hago ejercicio dos o tres veces al día. Hago mis pesas por la mañana, luego normalmente camino o boxeo por la tarde, y luego voy y hago mi cardio por la noche", reveló.

Asimismo, habló sobre su proceso de divorico, la actual relación con su ex esposo, su nuevo novio y cómo es su vida en Los Ángeles.

 Para la edición británica, Adele fue fotografiada por Steven Meisel con un estilismo de Edward Enninful, mientras que la fotografía estadounidense estuvo a cargo de Alasdair Mclellan con el diseño de Tonne Goodman.