Espectáculos

¿Qué esperar en las nominaciones de los Premios Óscar?

Cuando se trata de las nominaciones a los Óscar siempre se espera lo inesperado, por ello un experto del New York Times da sus pronósticos

Agencia Reforma

Agencia Reforma

sábado, 21 enero 2023 | 06:37

Ciudad de México.- Cuando se trata de las nominaciones a los Óscar, que se anunciarán el martes, aconsejo esperar lo inesperado: esta es una temporada de premios inusualmente movida y la mayoría de las categorías principales aún están en el aire. Aun así, aquí los pronósticos del experto columnista del New York Times para las nominaciones en algunas categorías.

Mejor Película

Tres cintas han sido nominadas por los gremios de productores, directores y actores: Todo en Todas Partes al Mismo Tiempo, Los Fabelman y Los Espíritus de la Isla. Estas son las favoritas en una categoría que tendrá 10 contendientes, seguidas de cerca por Tár y Top Gun: Maverick.

Los dos siguientes puestos son para dos éxitos de taquilla: Elvis, uno de los pocos dramas para adultos que triunfaron el año pasado, y Avatar: El Camino del Agua, que ha obtenido cifras asombrosas durante todo el periodo de votación de los Óscar y está por superar los 2 mil millones de dólares en todo el mundo. 

¿Y qué decir de otra gran secuela, Pantera Negra: Wakanda por Siempre, que se incluyó en la lista de productores, y las épicas RRR y La Mujer Rey, ambas desairadas por el gremio? Los ejecutivos de TV estarían encantados de que la ceremonia pudiera promocionar esos éxitos, pero la lista de nominaciones a Mejor Película nunca ha estado dominada por tantas superproducciones de acción.

El ganador al Mejor Actor casi siempre procede de una cinta nominada a Mejor Película, así que si crees que Brendan Fraser podría triunfar este año, entonces espera un guiño aquí para La Ballena. Y aunque Netflix ha estado promocionando Glass Onion: Un Misterio de Knives Out, es Sin Novedad en el Frente, en alemán, la que más resuena entre los votantes con los que he hablado.

Mejor Director

 El año pasado, cuatro de los cinco nominados por el gremio de directores (DGA) también recibieron una nominación al Óscar, y espero que esa bola de cristal resulte igual de predictiva esta vez. Los contendientes más seguros parecen ser Steven Spielberg (Los Fabelman), cuya novena nominación al Óscar le empataría con Martin Scorsese como el segundo cineasta con más nominaciones, por detrás de los 13 de William Wyler; Todd Field por Tár; y Daniel Scheinert y Daniel Kwan, que dirigieron Todo en Todas Partes y serían el primer dúo nominado en esta categoría desde Joel y Ethan Coen por Temple de Acero de 2010.

Martin McDonagh no consiguió llegar a la terna de Mejor Director por Tres Anuncios por un Crimen (2017), ganadora de dos Óscares. Aun así, espero que su nueva película, Los Espíritus de la Isla, le haga entrar por fin en esta carrera.

Sorprendería un poco que la quinta elección del DGA, Joseph Kosinski (Top Gun: Maverick), recibiera una nominación. La película está bien hecha, pero carece de un sello de autor. El Camino del Agua sólo podría haberla dirigido James Cameron, pero los votantes probablemente esperarán a que concluya la franquicia. Y aunque hay mujeres que deberían ser candidatas en esta categoría -entre ellas Gina Prince-Bythewood (La Mujer Rey) y Polley (Ellas Hablan)-, sus filmes no tienen asegurado entrar en la terna de Mejor Película.

Aquí podría haber una sorpresa de la comunidad cinematográfica internacional. Pero yo apuesto por un gran nombre, el australiano Baz Luhrmann (Elvis).

Mejor Actor

Esta carrera cuenta con cuatro aspirantes que siguen algunos de los arquetipos favoritos de la Academia. Hay un regreso triunfal con ayuda de maquillaje (Fraser en La Ballena), una estrella de cine que demuestra un nuevo lado de sí misma (Colin Farrell en Los Espíritus), un intérprete de biopic que canta (Austin Butler en Elvis) y un veterano bien considerado pero a menudo pasado por alto (Bill Nighy en Living).

Después de eso, no hay garantías. Aunque Top Gun: Maverick acumulará menciones en otras categorías, cuando los votantes consideren nominar una actuación de Tom Cruise, querrán verlo estirarse como actor. Otras grandes estrellas tienen todos inconvenientes importantes: la película de Hugh Jackman (El Hijo) fue muy criticada, Tom Hanks tiene un éxito (Un Vecino Gruñón) que los votantes de las costas de EU no están viendo, y Will Smith (Emancipación)... bueno, ya saben.

De vez en cuando verás a alguien cuya película no compite en ninguna otra categoría. Creo que ese podría ser Paul Mescal, cuya aclamada Aftersun es al menos una posible nominada a Mejor Película y cuya trayectoria de estrella ascendente (tras su irrupción en la serie limitada Normal People) es algo que la Academia deseará aprovechar.

Mejor Actriz

 El duelo entre la estrella de Tár, Cate Blanchett, y la actriz de Todo en Todas Partes, Michelle Yeoh, muy probablemente será la contienda con más suspenso de la noche de los Óscar. ¿Quién les hará compañía?

Al igual que Blanchett y Yeoh, Viola Davis, de La Mujer Rey, fue nominada por el sindicato de actores, los Globos de Oro y los Critics Choice Awards, por lo que debería tener un puesto seguro aquí. Los otros dos lugares son más difíciles. Ana de Armas consiguió una nominación al SAG por interpretar a Marilyn Monroe en Rubia, pero la película ha dividido al público.

Y cuando comenzó la votación de los Óscar, varios nombres famosos se lanzaron de repente a las redes sociales para promocionar la interpretación de Andrea Riseborough en To Leslie, pero no está claro si la campaña hará que esta película poco vista se sitúe al frente de las preferencias de los votantes.

Creo que uno de los puestos restantes será para la protagonista de Till: Justicia para Mi Hijo, Danielle Deadwyler, y para la estrella de Los Fabelman, Michelle Williams: aunque SAG la omitió, creo que ese desaire hará recordar a la gente a votar por ella, como ocurrió el año pasado con Kristen Stewart por Spencer.