Espectáculos

R. Kelly es sentenciado a 30 años de cárcel por abusos sexuales

La superestrella del R&B, creador del éxito 'I Believe I Can Fly' fue declarado culpable de extorsión, tráfico sexual y abuso de menores

The New York Times

miércoles, 29 junio 2022 | 15:24

Nueva York.- R. Kelly, el excantante de R&B que durante mucho tiempo había escapado de las sanciones penales a pesar de décadas de acusaciones de conducta sexual inapropiada, fue sentenciado a 30 años de prisión este miércoles por extorsión y otros delitos.

La sentencia en Brooklyn marca la culminación de una sorprendente caída para el cantante, de 55 años, un creador de éxitos superestrella conocido como el rey del R&B, a un artista rechazado cuyo legado musical se ha vuelto inextricable de sus abusos.

El artista que encabezó las listas estuvo entre los músicos estadounidenses más exitosos en las décadas de 1990 y 2000, conocido por éxitos como "I Believe I Can Fly". Pero a medida que su imagen pública se disparó, explotó su amplio acceso a los fanáticos jóvenes y aspirantes a artistas en los conciertos, atrayéndolos al sexo sin tener en cuenta su edad.

El cantante multiplatino fue declarado culpable de nueve cargos de extorsión y otros delitos en septiembre, luego de que su juicio federal en Nueva York arrojó luz sobre cómo usó facilitadores y aduladores para atrapar a los fanáticos y aspirantes a artistas mientras controlaba sus vidas.

El caso fue ampliamente visto como un hito crucial para el movimiento #MeToo, representando el primer juicio de alto perfil desde el ajuste de cuentas nacional sobre conducta sexual inapropiada que presenta a un hombre poderoso cuyas víctimas eran principalmente mujeres afroamericanas.

Antes de que se leyera la sentencia, el juez Donnelly escuchó a varias acusadoras pronunciar vívidas declaraciones sobre el impacto en las víctimas, detallando las formas en que el cantante arruinó sus vidas.

Los relatos se sumaron al testimonio en el juicio de 11 acusadores, nueve mujeres y dos hombres, que a menudo le dijeron al jurado que Kelly había infligido abuso sexual, físico y emocional severo. Varios testificaron que eran menores de edad cuando tuvo sexo con ellos por primera vez.

La abogada de Kelly, Jennifer Bonjean, había argumentado que la comprensión del gobierno sobre el rango de sentencia apropiado era defectuosa, y pidió una sentencia de menos de 10 años. Pero el juez Donnelly finalmente estuvo de acuerdo con los fiscales, quienes pidieron un término “más de 25 años”.

Los fiscales federales escribieron en su carta de sentencia que el Sr. Kelly no ha mostrado remordimiento y durante décadas “mostró un desprecio insensible” por los efectos de su abuso en las víctimas. Sus acciones parecían haber sido “alimentadas por el narcisismo y la creencia de que su talento musical lo absolvía de cualquier necesidad de ajustar su conducta a la ley", escribieron en su argumento para su sentencia.

“Cometió estos crímenes usando su fama y estrellato como escudo, lo que impidió un escrutinio minucioso o la condena de sus acciones”, escribieron los fiscales. “Y una espada, que le dio acceso a la riqueza y una red de facilitadores para facilitar sus crímenes, y una base de admiradores adoradores de los cuales seleccionar a sus víctimas”.