Espectáculos

Se declara Willem Dafoe fan de Guillermo del Toro

El actor estadounidense aceptó trabajar con el director mexicano en 'El Callejón de las Almas Perdidas' porque lo admira

Agencia Reforma

Omar Cabrera / Reforma

domingo, 26 diciembre 2021 | 10:45

Ciudad de México.- A sus 66 años, Willem Dafoe ha departido en los sets con cineastas como Wes Anderson, Oliver Stone o Paul Schrader y ha acumulado cuatro nominaciones al Óscar, otras tres a los Globos de Oro y la Copa Volpi del Festival de Venecia como Mejor Actor. Reconocimiento total, en pocas palabras.

Eso, sin contar el séquito de fans por su papel del Duende Verde, con el que ha vuelto a conquistar la cartelera mundial en "Spider-Man: Sin Camino a Casa".

Si bien todo ello le enorgullece, no representa para él un sinónimo de éxito en su vida. Con la sonrisa que le caracteriza, responde, en videoentrevista desde Nueva York, que no medita mucho sobre esa palabra.

"Yo pienso en el compromiso de hacer películas que me sorprendan, que me lleven a experimentar nuevas cosas y me hagan sentir curiosidad. El éxito es una palabra divertida; hay que tener cuidado, cuidado, mucho cuidado con ella", dice el actor, cerrando la frase con un tono misterioso.

"Si puedes seguir trabajando en una manera en que puedas sentirte retado, encendido, inspirado, es lo mejor. Es muy impresionante cómo he seguido en esto, y sigo amando mi trabajo. He hecho esto por más de 40 años y me sigue gustando y me sigue pareciendo un misterio. Así que, si pensamos en cómo el mundo ve el éxito eso no lo sé y, además, ¿a quién le importa?".

El nacido en Wisconsin suma a su filmografía, ya de por sí conformada por un centenar de películas, el más reciente trabajo del mexicano Guillermo del Toro, "El Callejón de las Almas Perdidas" (Nightmare Alley), que en Estados Unidos debuta esta semana y que en México lo hará el 27 de enero.

En la trama encarna a Clem Hoatley, el pregonero y empresario del espectáculo de rarezas humanas en el que se desarrolla la historia central de un mentalista estafador, interpretado por Bradley Cooper.

"Es el manager de esta familia del carnaval. Él ayuda al protagonista a entrar en este show porque reconoce algo en él que le gusta.

"Me gustó el guion. Estoy un poco agotado de leer guiones, pero de este me gustó todo. El carnaval, la idea del mentalista y todo el arco del protagonista, este hombre llevado por la ambición, y el sentido del padre que se repite tiene muchas cosas sobre el ser humano que me interesaron", comparte la estrella de "La Última Tentación de Cristo".

Aceptó participar en el filme, dice, no sólo por el guion, sino porque ha sido un admirador desde siempre del director mexicano.

"Sí, he sido muy fan de su trabajo. Nos ayudó con buenos comentarios ante la prensa para la película de "Van Gogh, a las Puertas de la Eternidad", que hice con Julian Schnabel.

Habló muy hermoso de la película, mejor de lo que Julian o yo lo hubiéramos hecho. Me emocionó mucho ese gesto".

Además, sostiene, comulga con la concepción que tiene Del Toro del mundo cinematográfico.

"Me gusta cómo concibe el cine, intelectual y emocionalmente. Estar con él en una película es un deleite porque está totalmente preparado, pero al mismo tiempo lúcido, porque tiene un buen sentido de cómo hacerlo.

"Una cosa que hace Del Toro en específico y que siempre he admirado en él, quizás menos en esta película, es cómo mezcla los géneros, toma cosas que no van juntas y las mezcla. Eso hace de su cine algo muy interesante", afirmó Dafoe.

"Para mí, él hace estas películas hermosas, con un toque muy personal, pero populares, porque son accesibles para todos. Trabaja en una forma muy jugosa, emotiva. Su concepción visual y el diseño de producción son increíbles desde su primera película hasta ahora: tiene esa teatralidad e imaginación únicas", subraya el actor.