Espectáculos

Se declaran culpables Loughlin y Giannulli en Zoom

Lori Loughlin y su esposo Mossimo Giannulli se declararon culpables de cometer fraude en Estados Unidos en una audiencia en Zoom

Reforma

Reforma

viernes, 22 mayo 2020 | 12:02

Ciudad de México.- Lori Loughlin y su esposo Mossimo Giannulli se declararon culpables de cometer fraude en Estados Unidos para asegurar lugares para sus hijas en la Universidad de California del Sur, en una audiencia en la corte vía Zoom, este viernes.

La pareja apareció en habitaciones separadas, cada uno con sus propios abogados, después de aceptar un acuerdo para pasar dos y cinco meses en prisión, respectivamente, informó Daily Mail. 

Ambos respondieron "culpable" cuando se les pidió su declaración.

El juez Nathaniel M. Gorton aún no ha aprobado los acuerdos, pero declaró que Loughlin y Giannulli serán sentenciados el 21 de agosto.

Hubo un retraso en el proceso, mientras los abogados de ambos lados se sintonizaban.

Durante la espera, Loughlin y su abogado hablaron y algunas veces se rieron. Su micrófono estaba silenciado para que ninguno de los cientos de otros participantes en la sala Zoom pudiera escuchar lo que estaban diciendo.

En todo momento, hubo dificultades técnicas. El abogado de la actriz se olvidó de silenciar mientras hablaba y, en un momento, su video desapareció, lo que provocó que el juez Nathaniel Gorton preguntara dónde estaban. Ella reapareció y gritó: "'Estoy aquí, señoría".

Durante la audiencia en Zoom no se permitió tomar fotografías ni grabaciones. Loughlin llevaba una blusa verde y maquillaje mínimo. Su esposo, que lucía una barba completa, vestía un traje azul marino, camisa blanca y corbata azul marino.

La actriz y su esposo cambiaron sus declaraciones de no culpables a culpables el miércoles después de protestar por su inocencia durante meses, mientras que otros padres ricos y famosos hicieron tratos y pasaron tiempo tras las rejas.

La pareja pagó 500 mil dólares a Rick Singer, el cerebro del esquema que ahora está cooperando con las autoridades, para que sus hijas Olivia Jade e Isabella Rose ingresaran a la Universidad de California del Sur, con la falsa pretensión de que son estrellas de remo cuando ninguno de los dos había participado en el deporte.

Por ello, se enfrentarían a 40 años tras las rejas cada uno, pero ahora, la actriz probablemente solo cumplirá dos meses y Mossimo cumplirá cinco meses.