Espectáculos

Serinda Swan explora la mente humana

Protagoniza la serie La forense, en la que da vida a una médico con problemas sicológicos

Excélsior

viernes, 28 junio 2019 | 19:46

Ciudad de México.- Uno de los principales motivos que tuvo Serinda Swan para aceptar el papel de Jenny Cooper en la serie La forense fue que le daba la oportunidad de exponer problemas mentales, con lo que todas las personas llegan a lidiar en algún momento.

Para la actriz canadiense de 34 años, el estigma de anormalidad que tienen problemas como la ansiedad o incluso la depresión puede llegar a ser grave, ya que no se habla de ellos abiertamente.

La salud mental es una batalla constante y es algo con lo que la gente está lidiando de una forma o de otra. El problema es que está estigmatizado, y las personas que las padecen tienden a recibir comentarios como ‘oh, estás loca’ y no, no es así.

Muchos de esos problemas se encuentran ahí latentes y sólo necesitamos un detonante para que salgan a la superficie, en el caso de Jenny fue la muerte de su esposo lo que hizo que la ansiedad surgiera.

Hay un capítulo en el que Jenny tiene un ataque de pánico de minuto y medio, que es maravilloso ver, porque mientras ella habla por teléfono con sus compañeros y pretende estar bien, pero no es así. Todos hemos tenido momentos en los que se nos ha roto el corazón y decimos que estamos bien, pero en el fondo estamos completamente destrozados como personas”, señaló la actriz.

Basada en la serie de libros escritos por M.R. Hall, La forense también plasma ese tipo de mujeres que suelen ser fuertes y que, aunque socialmente el género dé licencia para expresar las emociones, muchas no lo hacen.

También, por esa razón, la actriz que interpretó a Medusa en la serie Inhumans decidió involucrarse más a fondo en la investigación para la preparación de Jenny, a quien ella considera un personaje apegado a la realidad.

Mucha gente me dice que siempre interpreto personajes de mujeres fuertes y yo les respondo que todas las mujeres somos fuertes, porque lo somos, y en ocasiones no se nos permite ser débiles.

En el caso de Jenny es una chica que es muy fuerte por la vida que lleva, pero también me causaba mucha curiosidad ver la manera en la que ella expresaba sus emociones y cómo, de pronto, tendría una ruptura emocional, eso era muy interesante para mí.

Para poder darle vida hablé con sicólogos, también con un forense de verdad, estuve observando investigadores, todo eso sólo para estar segura de lo que ella tenía que hacer, pero también por el lado humano quise estudiar lo que eran los ataques de pánico, como afectan al cuerpo y como la ansiedad se puede reflejar en la cara de alguien para asegurarme de que lo que estaba haciendo fuera lo más apegado a la realidad.

En una cuestión personal me quise asegurar de que estaba representando a una mujer fuerte, pero que se permite ser sensible y dentro de su fortaleza puede llorar y sentirse rota en ocasiones”, agregó.

La forense, que se estrena el 2 de julio, es una serie conducida por mujeres que se concentra en Jenny Cooper, una recientemente nombrada investigadora forense que trata de desentrañar muertes sospechosas en Toronto. A esta producción, mujeres como Swan y Adrienne Mitchell –directora y productora ejecutiva para Back Alley- le dieron un toque de colaboración  diferente a lo usual.

Fue muy interesante la investigación que hice para este personaje, porque estuve trabajando con un grupo increíble de mujeres y de hombres que formaban el personal.

Es muy diferente trabajar con mujeres, ya que somos muy colaborativas y nunca había tenido una experiencia así de participar en el guion y aportar ideas para mi personaje, como cambiar unas líneas por otras, o como Jenny debería expresar una emoción o un sentimiento, fueron muy colaborativas, muy divertidas”, concluyó la protagonista de Revenge Ride.