Espectáculos

‘Sin señas particulares’: un retrato desgarrador

La máxima ganadora del Ariel explora la violencia generada en torno a la migración a través del dolor de una madre

Agencias
Agencias
Agencias / La directora de la cinta Fernanda Valadez

El Diario

lunes, 27 septiembre 2021 | 05:00

‘Sin señas particulares’, la historia que retrata el problema de las desapariciones forzadas en México y las expone a través de la mirada de una madre, ha impresionado a la crítica de los festivales en medio de aplausos, halagos y, por supuesto, premios.

Apenas el pasado sábado se llevó nueve de las 16 estatuillas a las que estaba nominada en los Premios Ariel, incluido el galardón a la Mejor Película. También, en septiembre de 2020 fue reconocida con el Premio Horizontes Latinos en la edición 68 del Festival de Cine de San Sebastián, y está por competir en el Festival de Cine de Morelia que se llevará a cabo en octubre.

Los orígenes de esta cinta se remontan una década, cuando la directora mexicana Fernanda Valadez filmó el cortometraje documental ‘400 maletas’, con los mismos protagonistas de ‘Sin señas particulares’, en su intento por explorar el tema de la violencia que se genera en torno a la migración.

La película narra el recorrido de Magdalena (Mercedes Hernández), una madre que busca a su hijo desaparecido, así como la historia de Miguel (David Illescas), un joven recién deportado a México.

La historia está influenciada por el hallazgo de 2011, en San Fernando Tamaulipas, donde 193 personas fueron encontradas en fosas clandestinas, justo un año después de la masacre en la que fueron asesinadas 72 personas, en su mayoría migrantes centroamericanos.

Historias de dolor

Aunque ahora todo son aplausos y premios, la realización de la obra no fue nada fácil desde el inicio, más allá del trabajo de producción y edición, tener que escuchar las terribles historias que ayudaron a componer el guion de la cinta, fue una parte muy dura para la propia directora y su equipo.

“Ésta fue la parte más dura. Ver casos de adversidad, dolor y sentimientos de frustración, pero también de mucha entereza”, confesó Valadez en una rueda de prensa, quien escribió el guion junto con su colega y socia Astrid Rondero.

Conseguir recursos para la filmación también fue un desafío, pero cuando el financiamiento llegó, la directora se sumergió en una serie de vacilaciones sobre el camino que debía seguir la cinta. Su principal miedo radicaba en no ser capaz de dar voz al personaje de la madre de un desaparecido.

Talento femenino

Un aspecto que caracteriza la producción, que también fue reconocida como la Mejor Película Internacional en los Premios Gotham 2020, es su equipo creativo, formado en su mayoría por mujeres. Para la directora, la perspectiva femenina fue determinante en la intención y el viaje emocional de la protagonista.

“No sé si el éxito dependió de que fuéramos mujeres, pero [ser mujeres] nos permitió hacer la película que queríamos. La decisión de incorporar a mujeres en todas las áreas, incluidas las técnicas, dio como resultado un personal altamente capacitado, con muchísimo talento y con mucha generosidad”, dijo Valadez.