Espectáculos

Sufrió Benoist violencia doméstica

Contó que decidió dejar a su ex pareja cuando ésta le lanzó un iPhone a la cara, lo que le provocó heridas

Reforma

miércoles, 27 noviembre 2019 | 19:36

Los Ángeles, Estados Unidos.- La actriz Melissa Benoist, quien es la estrella de la serie Supergirl, reveló este miércoles que en el pasado sufrió violencia doméstica a manos de una de sus parejas, quien abusó de ella física y psicológicamente.

  "Soy una superviviente de la violencia doméstica o violencia de pareja", dijo Benoist en un video de casi 15 minutos publicado en su cuenta oficial de Instagram, donde tiene 3.7 millones de seguidores.

  "Él podía ser encantador, divertido, manipulador, retorcido".

  La artista, que casi se disculpó ante sus seguidores por estar nerviosa, hizo un recorrido sobre cómo conoció a su ex pareja, cuyo nombre no reveló, cómo empezó la violencia y cómo pudo salvarse y alejarse de ella.

  Explicó que se encontró con la persona en un periodo de cambio de su vida, que se convirtieron en amigos, ya que le hacía reír y con él se sentía menos sola, y que, tras iniciar su relación, él manifestó la violencia con abusos psicológicos debido a sus inseguridades y depresión.

  "El trabajo, en general, era un asunto delicado. No quería que hiciera escenas con hombres que tuvieran besos o incluso coqueteos, algo que para mí era muy difícil de evitar, así que empecé a rechazar audiciones, ofertas de trabajo, pruebas y amistades porque no le quería herir", detalló.

  Benoist admitió que no supo ver que estas actitudes ya eran avisos alarmantes en una espiral de violencia que empeoró, ya que la violencia física, según indicó, empezó a los cinco meses de relación, cuando su pareja le arrojó un batido a la cara.

  "Supe cómo es que te arrinconen y te den bofetadas repetidamente, que te golpeen tan fuerte que se te corte la respiración, que te arrastren del pelo por el suelo, que te den un cabezazo, que te pellizquen hasta que se te abra la piel, que te estrellen tan duro contra la pared, que se te rompa el tabique, que te estrangulen", expresó.

  Agregó que reprimió su dolor de cara al exterior y que no contó nada a nadie de la violencia que estaba sufriendo ya que aprendió a no valorarse.

  El último episodio de violencia que sufrió antes de abandonar definitivamente a su agresor fue cuando éste le arrojó un iPhone a la cara, lo que, según explicó, rompió su nariz y le lastimó su ojo de una manera que le cambió su visión para siempre.

  La estrella de Glee, quien se casó en septiembre con su compañero de Supergirl Chris Wood, confió en que con su grabación pueda ayudar a otras víctimas que estén sufriendo el mismo tipo de violencia.

  "Nada de esto son noticias morbosas: esto era mi realidad. Por lo que pasé provocó un movimiento tectónico en mi perspectiva sobre la vida.

  "Espero que contando mi historia se pueda prevenir que sucedan otras historias así", finalizó.