Estado

“Mataron a golpes a mi hijo en el centro de adicciones"

Los hechos habrían ocurrido en el Centro Renacer

Luis Fernando González / El Diario

martes, 26 abril 2022 | 22:01

Luego de que el pasado viernes cerca de las 4 de la tarde se reportara el fallecimiento de un interno del Centro de Rehabilitación Renacer Camargo, se confirmó que Rito Pérez Flores de 34 años de edad, presentó un paro cardiorrespiratorio, pero también golpes severos y diversos con fractura de costillas e insuficiencia respiratoria por presunto colapso pulmonar.

Fue la madre del occiso Basilia Flores Villareal, quien viajó desde el municipio de Guachochi donde radica, para señalar que su hijo fue golpeado al interior de este centro de Rehabilitación, en donde lo internó el pasado martes 19 de abril por problemas de alcoholismo.

“Mi hijo venía de acuerdo y yo se lo entregué al director del centro Hugo Maldonado. Tenía problemas de alcohol exclusivamente”, señaló la madre.

“El martes llegué al centro como a las 2:40 de la tarde, y después de una explicación lo dejamos, confiados en que quedaría en buenas manos. El jueves hablé con Maldonado preguntándole sobre la situación de Rito, por lo que afirmó que se encontraba muy bien y lo veía en franca recuperación y mejor que el día que llegó. Muy cooperativo, según las palabras del responsable del Centro de Rehabilitación”, explicó la señora Basilia.

“El viernes me habló a las 4:30 de la tarde que mi hijo comenzó a convulsionar, que lo habían llevado a un hospital y que ahí había caído en paro y que estaba delicado. Pasaron como 10 minutos cuando me habló de nuevo y me dijo que a mi hijo le habían dado dos paros juntos y que acababa de fallecer, solté el teléfono y lo tomó mi esposo e hijas, quienes se comunicaron”, dijo la madre.

En el certificado de defunción realizado por la Secretaría de Salud, se refiere que Rito murió a consecuencia de insuficiencia respiratoria, contusión pulmonar, fractura de costales y además estaba policontundido. “Cuando vinieron unos muchachos de los que tiene él ahí (Centro de Rehabilitación) a traerme las cosas personales de mi hijo, les pregunté qué había pasado, y me dijeron que al parecer a mi hijo lo torturaron desde el día que yo lo dejé, eso me dijeron”, señaló la angustiada madre.

“Llegó en buen estado, a mi hijo ahí me lo mataron ellos, estoy segura. Tenían el oficio que le hicieron antes de salir de Guachochi, donde decía que estaba bien de salud y no tenía golpes. Mi hijo murió de golpes, tenía las costillas quebradas, se le incrustaron en el pulmón, mi hijo murió de golpes”, enfatizaba la señora Basilia envuelta en llanto.

De acuerdo a su narración, la señora Basilia afirmó que Hugo Maldonado, el día que tuvo contacto con ella, le aseguró que Rito no había sido golpeado, pero sí tenía rasguños o moretones que solo fueron para detenerlo.

“Yo solo quiero que se haga justicia, que caiga todo el peso de la Ley contra los agresores de mi hijo. Así como hicieron esto con mi hijo, así lo van a hacer con muchos más. Que la gente vea”, indicó.

Añadió que en la Fiscalía General del Estado no les levantaron denuncia, incluso no podrán ver a su hijo porque está en estado de descomposición. “No nos han dejado ver a mi hijo, mi hijo lo tienen en estado de descomposición, ni siquiera vamos poder ver a mi hijo, lo tienen encapsulado. Este señor hizo todo a su modo”, concluyó la angustiada madre de Rito.

A la familia de Rito le cobraron 4 mil 500 pesos iniciales y tendrían que pagar 550 pesos por semana, por un tiempo de 3 meses, ahí en el Centro de Rehabilitación Renacer.