Estado

“Rocía” zorrillo a bombero antes de ser capturado

De inmediato se llenó en lugar del aroma característico de estos animales

Víctor Hugo Valdovinos
El Diario

viernes, 16 octubre 2020 | 15:04

Nuevo Casas Grandes.- Elementos del Departamento Municipal de Bomberos y Protección Civil, atendieron en días pasados un reporte de la invasión de un zorrillo en un área habitacional cercana al medio rural de las huertas al norte de la ciudad, por lo que se solicitó la asistencia de éstos.

En el reporte, se indicó que fue a las 10:28 de la mañana cuando se les solicitó para que acudieran a una vivienda ubicada en la avenida Abraham González a la altura de la calle 12 de la colonia Dublán, por lo que personal especializado en este tipo de casos acudió al lugar con el equipo adecuado.

Ya una vez en la vivienda, los elementos de Bomberos fueron notificados del lugar en donde se hallaba la mofeta como también se les llama a estos animales silvestres, el cual buscando refugio terminó quedándose en la cochera de ese domicilio.

Atendiendo su experiencia en este tipo de casos, los elementos de Bomberos procedieron a la captura del pequeño animal, haciendo uso de un bastón especial para la captura de mamíferos pequeños y asimismo para asegurar serpientes, siendo una herramienta muy útil para inmovilizar al animal además de evitar que se lastime, proporcionando también seguridad a la persona que lo capture para mantener distancia de un ataque o mordida.

Sin embargo, éste fue uno de esos casos excepcionales en los que el zorrillo alcanzó a alterarse y sentirse agredido, por lo que justo antes de ser sujetado con el bastón especial de captura, se volteó y roció su almizcle al elementos que estaba por agarrarlo.

Afortunadamente los elementos de Bomberos siempre van equipados en estos casos, justamente para evitar que el chorro que expulsan los zorrillos les caiga a la cara o en la piel, ya que su composición química además de tener un olor muy penetrante y desagradable, es fatal para las mucosidades como nariz, boca y ojos.

Aún así, el “disparo” de almizcle del zorrillo alcanzó a tocar la parte de la manga del elemento de bombero y de inmediato se llenó en lugar del aroma característico de estos animales, aunque luego lo pudieron sujetar y encerrar en un bote hasta que fue llevado a despoblado y de ahí, se le liberó para que se reintegre a su hábitat natural.

El servicio de los elementos de Bomberos duró aproximadamente una hora, pero el lavado del uniforme y de la máquina extintora en que trasladaron a la mofeta requirió de más horas de lavado para retirar el almizcle de este animal.

Víctor Hugo Valdovinos/ El Diario

vvaldovinos@ncg.diario.com.mx