“Dejen libre a mi marido”

Clama esposa de abogado preso, tras ser acusado de peculado en administración de Duarte

Heriberto Barrientos/El Diario
viernes, 22 febrero 2019 | 05:59

Chihuahua.- “Liberen a mi marido. Él no tenía poder de decisión ni de mando en el sexenio de Duarte, tampoco somos una familia de dinero, no tenemos propiedades, ni cuentas bancarias. Es una injusticia que lo tengan en la cárcel”, expresó la señora Lorena R., esposa del abogado y exasesor Técnico de la Dirección de Adquisiciones y Servicios de la Secretaría de Hacienda, Edmundo Felipe González Lui, quien el próximo 27 de febrero cumplirá ocho meses de haber sido recluido en el Cereso número Uno del municipio de Aquiles Serdán acusado de peculado.

El litigante de 43 años fue capturado mediante una orden de aprehensión solicitada por la Fiscalia estatal el 27 de junio de 2018 como coautor, junto con otros exservidores públicos, entre ellos Antonio Enrique Tarín García -también preso-, por haber elaborado actas de excepción de licitación para justificar un pago de 15 millones de pesos en servicios inexistentes a la empresa denominada “Consultoría y Gobernanza GB S. C. de C. V.”.

Sin embargo, la esposa sostiene que le hablaron sólo para corregir unos oficios y el delito ya se había consumado, es decir, el supuesto desvío y salida del dinero se registró en enero de 2016, según la carpeta de investigación en manos de la Fiscalía General del Estado; mientras que a su marido le hablaron y acudió a la reunión del Comité de Adquisiciones, el cual corrigió un oficio hasta el mes de junio de ese año; es decir, “ya habían pasado seis meses y pagado a la empresa.

“Mi esposo hizo lo que le indicaron, y se retiró rápidamente pues era asesor externo y siguió esa reunión, pero sin saber lo que iba suceder. El jamás tocó ese dinero, mi esposo no pertenecía a esa área, no tomaba decisiones y estamos muy angustiados”, y agregó, “mi hija y yo tememos por su integridad”.

La mujer, visiblemente preocupada, se presentó ante esta Redacción, para enviar un mensaje a las actuales autoridades estatales, y pedirles sean justos y no castiguen y dañen más a su familia.

“Él era un empleado más; a él le hablaron hasta el mes de junio y en esa reunión -del Comité de Adquisiciones- estuvo Gerardo Villegas y una mujer que era la jefa de Administración de la Coordinación de Comunicación Social quien finalmente fue la persona que firmó el oficio para justificar la salida del dinero, y ahora resulta que ella está libre, es testigo protegido pero en las audiencias nunca se presentó ante el juez”, señaló.

Lorena R., dijo que se gana el sustento trabajando para un banco local y es la única fuente de sustento para ella y su familia.

Mencionó que meses antes de que su marido fuera aprehendido, éste recibió llamadas telefónicas en casa de amenazas de parte funcionarios estatales, quienes le pedían que dejará de escribir opiniones de crítica hacía el actual gobierno en algunos medios electrónicos.

“Tenemos miedo de que algo nos vaya a pasar. Yo les digo a las autoridades y al gobernador Javier Corral que revisen nuestro patrimonio, es modesto, sólo tenemos una casa chica prestada por un familiar, cuyo costo es de a lo mucho 500 mil pesos, y no es propia. No tenemos cuentas bancarias ni coches. Incluso mi esposo y yo nos dedicamos a vender ropa cuando salio él de trabajar del Gobierno del Estado el 15 de noviembre de 2016”, refirió.

Según informó la entrevistada, un juez federal le concedió el amparo al abogado, pero en el sentido de que la Fiscalía del Estado precise dónde estuvo acreditada la conducta de peculado; sin embargo, se interpusieron los recursos de revisión y están a la espera de que resuelva el Tribunal Colegiado.

Fue la juez de Control, Delia Valentina Meléndez, quien vinculó a proceso a su esposo y la agente del Ministerio Público Berenice de la O. Coronado, quien solicitó la prisión preventiva en su contra, misma que se la concedieron. Sobre su marido, que pasa la mayor parte del tiempo en su celda leyendo libros pues es asiduo a la lectura, comentó, “él es una persona muy tranquila, que no tiene problemas ni conflictos con nadie. No pertenecía a ningún grupo político ni conocía a César Duarte.

Todo esto que ha pasado lo veo yo como una persecución sin sentido, pero llamo a las conciencias a que no sean injustos con él, ya bastante daño hemos recibido”, mencionó. Sobre los antecedentes de su esposo dijo que el papá de él toda su vida se ha dedicado al torno y son de origen humilde.

“Que sean justos, porque realmente los testigos protegidos son confesos de delitos y ellos están muy a gusto, tienen propiedades, bares y antros, incluso cuando estuvo la audiencia de mi esposo se pidió que se presentarán los testigos protegidos y ninguno fue, se supone que tienen los domicilios para ubicarlos, pero entonces están protegiendo los intereses de ellos.

Cómo comparan a una persona que era un empleado, que nunca tuvo problemas y se dedicaba a hacer su trabajo, pues insisto era asesor externo, iba cuando le hablaban, a otras personas que tenían puestos muy altos y actualmente gozan de toda la protección. No es justo”, dijo para finalizar.