Estado

A lomo de burro atienden maestros labor en escuelas

Debido a la pandemia, profesores se adaptan a nuevas formas de educar

El Diario
El Diario

Orlando Chávez/El Diario

miércoles, 22 julio 2020 | 10:00

Chihuahua, Chih.- El Covid-19 ha obligado a los maestros a buscar alternativas para acercar la educación a sus alumnos, y en casos extremos, han tenido que recorrer grandes distancias a lomo de burro para cumplir con su labor.

El magisterio ha sido uno de los segmentos que más adecuaciones tuvo que hacer para atender sus labores durante la pandemia, reconocieron los mismos docentes.

Los maestros debieron adaptarse a usar nuevas tecnologías, pero hubo casos en los que al no haber cobertura para que las clases fueran en línea, fueron los maestros quienes acercaron el material a sus alumnos.

Teófanes Quiñones Patiño, profesor que trabaja en Tegórachi, Guazapares, es el claro ejemplo de la vocación del maestro, ya que tiene cerca de 14 años de servicio en esta comunidad enclavada en la Sierra Tarahumara y que no cuenta con servicios básicos ni mucho menos carretera.

Apoyado por padres de familia acarrea la comida en lomo de burro y consigue apoyos de juguetes y regalos para sus estudiantes de primaria.

Su trabajo durante esta contingencia ha sido complicado, ya que el acceso a los recursos tecnológicos es prácticamente imposible, aun así, con material impreso y la ayuda de los padres y madres de familia continuó el trabajo educativo en su comunidad.

Según información de la Sección 42 del Sindicato de Trabajadores del Estado, la pandemia provocada por el Covid-19 ha generado un sin número de cambios en la vida de todas las personas; cientos de historias se han escrito en torno a esta situación sanitaria, unas de mucha tristeza por la pérdida de vidas humanas, pero muchas más de valor incalculable porque han dejado a la vista las mejores muestras de trabajo y compromiso con la sociedad, como es el caso de los maestros de Chihuahua.

En esta compleja circunstancia los docentes plasmaron en su trabajo todo el ingenio posible que llevó a alcanzar los objetivos planteados por el sistema educativo, y les permitió cumplir como siempre lo hacen su compromiso con la educación de niños, adolescentes y jóvenes del Estado, expuso el sindicato.

Cada uno de ellos dependiendo de sus posibilidades económicas y de acceso a la tecnología, trabajaron de la mano con los padres y madres de familia para que cada una de las tareas planteadas fueran traducidas en un aprendizaje para los alumnos, sin duda sin el apoyo de los padres esto no hubiera sido posible.

“En la imagen del inicio del ciclo escolar lo que menos imaginamos es que este sería muy distinto a todos los que nos han tocado vivir”, expresó Kenia Caraveo, maestra de sexto grado en Nuevo Casas Grandes.

“De ahí parte todo, la necesidad de idear la forma de comunicarnos con nuestros niños a como diera lugar y acompañarles no solo en su formación académica sino en su estabilidad emocional porque todos teníamos miedo e incertidumbre”, añadió.

La maestra Ania Rivera Villalobos, docente en la primaria Miguel Alemán 2412 en Torreoncitos, Jiménez, explicó que se desarrolla en un contexto en el que no se tiene al alcance la tecnología suficiente para utilizar aplicaciones como zoom o algún tipo de plataforma sugerida: “realice una práctica durante el tiempo que se suspenden clases presenciales por la pandemia, a través del envío por WhatsApp de videos con explicaciones, pensando en los niños me decidí a realizar cada video, cada tema con un sombrero distinto, así podría captar más la atención de mis alumnos”, dijo.

“Punto favorable para esta práctica fue que en su mayoría son auditivos y visuales, sucedió, cada día los niños tenían la atención en el siguiente tema, los ejercicios a realizar fueron sencillos al momento de realizarlos según lo que comentaban sus papás, dudas fueron pocas, y bloopers por mi parte muchos, una manera distinta de disfrutar la docencia y siempre pensando en captar la atención para que los niños logren su aprendizaje”, indicó.

Por su parte la maestra Mónica Domínguez, de Guerrero, expresó que los momentos en los que se encuentra la población del planeta no son fáciles, la pandemia por el Covid- 19 una situación que ha sacado de la zona de confort a todos los sectores en los que se organiza la sociedad, la educación no ha sido la excepción y ante ello se ha tenido que trabajar y reorganizar los métodos traiciónales y apresurarlos a un portal tecnológico que sin duda alguna representa el futuro de la sociedad actual, es por ello que se diseñaron y planificaron actividades que permitieron continuar con la agenda pendiente.

“La principal estrategia pensada para el máximo logro de los aprendizajes esperados de los estudiantes, fue a través de herramientas que permiten el diseño y edición de videos como lo son Power Point y Screencast- O-Matic, las cuales favorecen enormemente a los alumnos con un tipo de aprendizaje visual, lo cual es importante debido a que la mayoría de los estudiantes actualmente tienen este estilo muy desarrollado debido a todos los estímulos visuales que existen, además estos videos permiten la repetición para resolver dudas y poder finalizar los productos o prácticas”, explicó.

Otro ejemplo es de la profesora Verónica Fernández Armendáriz quien labora la escuela Primaria 18 de Julio No. 2331 que está ubicada en el Centro de Ciudad Juárez, en un contexto marginado económicamente, atendiendo el grupo de segundo grado. Está adscrita a dicha institución desde hace 14 años, cuenta con 20 años de servicio, durante los cuales se ha desempeñado con gran dedicación y entrega.

En el transcurso de la contingencia trabajó arduamente para que todos sus alumnos recibieran el servicio educativo a pesar de sus carencias, según el diagnóstico realizado sólo el 30 por ciento de los alumnos tienen acceso a Internet a través de wifi y el 35 por ciento cuentan con computadora o Tablet, esto representó un reto muy grande pues el contacto físico no estaba permitido.

Realizado el diagnóstico la maestra detectó que únicamente la madre de una alumna no cuenta con teléfono para trabajar a través de WhatsApp, por lo que se da a la tarea de conseguirle una televisión para que trabaje mediante la programación estatal y nacional y le hace llegar material impreso, con los demás padres de familia inició trabajando a través de un grupo de WhatsApp, diseñando estrategias claras y precisas que le facilitara a los padres de familia brindar el apoyo en casa a los pequeños, conforme transcurrieron los días, creó con los padres de familia un grupo de Facebook en el cual hacia transmisiones en vivo brindando orientación los padres de familia sobre los procesos de enseñanza, se dio a la tarea de diseñar clases por medio de videos y tutoriales.

Por su parte las maestras del Jardín de niños Abraham González #1041 de la comunidad de La Junta, en el Municipio de Guerrero, emprendieron actividades en forma virtual, mostrando una forma diferente de festejar a los pequeños en la semana dedicada totalmente a ellos; mediante actividades apoyadas en casa por sus papás.

También se trabajó la clase de activación física en la cual se les enviaba el video de la canción de la semana protagonizado por las maestras mostrando movimientos, ritmos y objetos alusivos al tema musical abordado, buscando la integración del mayor número de alumnos de su comunidad escolar, entregando a los NNA actividades motivadoras que les muestren la importancia de todos los momentos bonitos que se pueden vivir aun a la distancia, logrando una considerable participación por parte de los alumnos y padres de familia quienes se mostraron solidarios ante la necesidad de su apoyo.

Las maestras participantes fueron: Sara Chávez, Iveth Ordóñez Servín Marielena Chavarría Ahumada y Elvia Edith Durán. Sobre su experiencia, la maestra de segundo grado, Yadira Guevara, de Gran Morelos, indicó que debido a la ubicación geográfica donde se encuentra ubicada la escuela y las limitantes respecto al uso del Internet diseñó un plan de aprendizaje en el que los alumnos trabajaron en casa apoyados por los padres de familia o tutores, y maestro utilizando materiales que estuvieran a su alcance como: libro de texto, guía de estudio, cuadernillos impresos que se les entregaron a los padres de familia y alumnos.

“Mi papel como docente fue un apoyo a distancia, para ello se utilizaron los medios de comunicación más prácticos de esta región con la finalidad de orientar, asesorar y disipar dudas que surgieran entre alumnos y padres de familia, mediante la aplicación de WhatsApp, mensaje de texto o llamadas de manera directa, así como el envío y recepción de imágenes para la revisión de trabajos o aclaración de dudas que pudieran suscitar”, explicó.