Estado

A punta de sacrificios enfrentan la pandemia

Mexicanos venden bienes, trabajan extra o se resignan con menos ingresos, señala encuesta

Internet / La contingencia sanitaria persiste y con ello la merma económica

El Diario

miércoles, 23 diciembre 2020 | 06:03

Durante la expansión de la pandemia en México, miles de personas tuvieron que trabajar más tiempo, otras vieron sus ingresos disminuidos y muchas más tuvieron que sobrevivir vendiendo sus bienes o pidiendo prestado, según muestra la “Encuesta Telefónica sobre la Covid-19 y el Mercado Laboral” del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Pese a que la contingencia sanitaria persiste, la mayoría de los mexicanos ha hecho muchos sacrificios para salir adelante de la crisis.

Por ejemplo, entre abril y julio del presente año la población que trabaja de 35 a 48 horas a la semana creció casi nueve puntos porcentuales, y la que lo hace más de 48 aumentó cerca de cuatro puntos porcentuales.

Además, también por la pandemia, 41.6% de los ocupados señaló que sus ingresos disminuyeron.

En el 28.4% de las viviendas censadas algún integrante perdió su empleo, 30.4% sucedió en abril; en el 61.2% los ingresos disminuyeron, 65.1% pasó en el cuarto mes del año, por lo que en el 45.2% de las casas encuestadas tuvieron que vender algún bien, pedir dinero prestado o recurrir a sus ahorros; 37.4% se observó en abril.

En julio se reporta que en el 96.3% de las residencias, sus habitantes usan cubrebocas como medida de prevención al salir de casa (contra 81.6% de abril); en el 87.0% usan gel antibacterial (en contraste del 76.4% del cuarto mes) y en 79.1% se lavan las manos con frecuencia (comparado con el 94.4% del mes de abril).

De los 35.7 millones de personas ocupadas, 22% se declaró ausente temporal o suspendida durante la contingencia sanitaria.

Por sexo, 25.8% del total de mujeres trabajadoras eran ausentes temporales o fueron suspendidas, en tanto que para los hombres la proporción fue del 19.9 por ciento.

Para ambos grupos, 88% de los casos señalados se debió a la pandemia por el Covid-19.

Entre abril y julio el home office pasó de 23.5% a 15.2% (de 7.7 millones a 5.4 millones). Además de laborar desde su casa, este segmento participó en otras actividades de trabajo no remunerado, representando en muchos de los casos una doble actividad.

En julio, del total de ocupados el 6.6% dijo haber recibido algún tipo de apoyo por parte del Gobierno y un 4.1% lo recibió por parte de un familiar. En abril fue del 5 por ciento de ambas partes.

Para el séptimo mes del año, de los 24.5 millones de subordinados remunerados, 6.2 millones fueron suspendidos. De éstos, 38.5% recibió su sueldo completo, 31.7% lo hizo de forma parcial y 29.8% no percibió pago. En el cuarto mes, el pago incompleto fue para el 44.2% y el 17.3% no obtuvo remuneración.

El 33.1% de la población ocupada independiente en julio, mencionó afectaciones diversas ocasionadas por la contingencia sanitaria por la Covid-19, nivel que durante abril fue de 41.2%.

redaccion@redaccion.diario.com.mx