Estado

A una semana de masacre en NCG, sin avances

Caso sigue sin detenidos mientras único sobreviviente está resguardado

Staff/El Diario

viernes, 05 febrero 2021 | 14:26

Nuevo Casas Grandes.- A una semana de cumplida la masacre donde perdieron la vida tres agentes de Seguridad Pública acribillados en una emboscada contra el Director de la corporación, Julio César Ramírez Valdez que fue el único sobreviviente, y donde hasta una civil recibió la lluvia de balas, no hay avances ni detenidos como presuntos responsables, mientras la vigilancia se ha replegado en la ciudad.

De hecho, quien sigue siendo el Director de la DSPM se encuentra en resguardo bajo un ostentoso dispositivo de seguridad que incluye vigilancia de todas las calles aledañas a su domicilio, las 24 horas del día, para prevenir otro posible ataque, al haber sido el objetivo de la balacera en donde perdieron la vida sus agentes habilitados como escoltas y una civil que acudía al mismo gimnasio que Ramírez Valdez.

En tanto, quien está al frente de las operaciones de Seguridad Pública es el Subdirector, Miguel Ángel Torres Enríquez, confirmó el propio Presidente Municipal, Héctor Mario Galaz Griego, agregando que dentro de la corporación el organigrama se mantiene sin cambios.

En tanto, de las investigaciones en el caso se confirmó de parte de la Fiscalía General del Estado que no hay personas detenidas como presuntos responsables del evento en el que fallecieron cuatro personas, entre ellas, tres agentes de la misma corporación municipal, que estaban comisionados a la protección del mando policiaco, Julio César Ramírez Valdez.

Por su parte, los elementos municipales tanto de la Dirección de Seguridad Pública como los de la Policía Vial, continúan su vigilancia por la ciudad pero en patrullajes por binomios, es decir, acompañados con más de una unidad y en caso de algún evento que surja, de inmediato se concentran el resto de las patrullas y los agentes toman posiciones de alerta para evitar alguna sorpresa como la ocurrida la semana pasada.

El día siguiente a la masacre, el Alcalde convocó a una rueda de prensa para solicitar públicamente ayuda tanto de Gobierno Federal como de Gobierno del Estado con la Guardia Nacional y la Comisión Estatal de Seguridad, que respondieron sólo al llamado para establecer diálogo, pero luego, por razones logísticas internas, el apoyo físico no se ha dado en la ciudad y las patrullas municipales realizan su labor solas.

Así, aunque tras ese ataque armado la tranquilidad ha vuelto a las calles de Nuevo Casas Grandes, en realidad existe un clima de incertidumbre en donde no se ha definido lo que sigue para las corporaciones municipales, mientras que la investigación por ese multihomicidio se mantiene abierta.