Estado

A unos centímetros del sueño americano

Intenta cruzar el puente Zaragoza- Ysleta y se queda atorado entre las puas

David Cruz/El Diario de Juárez

De la Redacción/El Diario

miércoles, 06 enero 2021 | 08:14

Ciudad Juárez– Después de ser dejados en los límites de la frontera por los traficantes de personas conocidos como “coyotes” o “polleros”, todos los días migrantes se enfrentan a un muro de acero de más de 9.7 metros de altura, levantado en la frontera con Ciudad Juárez por el gobierno de Donald Trump.

Cuatro de esos migrantes recorrieron ayer parte de los miles de barrotes que están unidos en la parte superior por una placa de acero, junto al que caminaron buscando la opción para llegar al llamado “sueño americano”.

Finalmente, los cuatro hombres llegaron hasta el puente internacional Zaragoza-ysleta, donde al encontrar un división de menor altura comenzaron a trepar entre los rollos de alambre de púas.

Los primeros dos, quienes caminaban unos metros más delante, subieron rápidamente y lograron escapar de los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP).

Mientras los agentes migratorios corrían hasta el lugar, el tercero de los migrantes subió y trató de ayudar al cuarto, cuya sudadera se atoró entre los alambres de púas, por lo que finalmente sólo el primero salió corriendo para evitar ser detenido en el lugar.

Después de ser alcanzado por los agentes que vigilan el cruce fronterizo, el cuarto hombre bajó al bordo del río Bravo, hasta donde llegó una unidad de la Patrulla Fronteriza para detenerlo, mientras era observado desde el lado mexicano por elementos militares de la Guardia Nacional (GN) asignados a la vigilancia de la frontera norte del país. De acuerdo con elementos de la Policía Municipal y militares, todos los días son detenidos en ambos lados de la frontera grupos de migrantes a distintas horas del día, aunque la mayor cantidad aprovechan la oscuridad de la noche para tratar de cruzar sin ser detenidos.