Estado

Abuelos ‘cerillitos’ siguen sin empleo; van para 4 meses

La pandemia les quitó su fuente de ingreso

El Diario

Esteban Villalobos

miércoles, 15 julio 2020 | 18:16

Hidalgo del Parral.- Adultos mayores quienes hasta antes de la pandemia de Covid 19 se desempeñaban como “cerillitos” en diferentes tiendas de autoservicio de la ciudad, van ya para cuatro meses sin poder trabajar.

Lo anterior, luego de que la pandemia les quitó su fuente de ingreso, por ser el principal grupo vulnerable al riesgo de contagio Covid y de complicaciones que podrían llevarlos a la muerte de contraer la enfermedad.

Simón Uribe Corral, quien cuenta con 84 años de edad de los cuales 21 a dedicado a la labor de empacador o “cerillito” como también se les conoce dijo que durante todo este periodo de aislamiento ha logrado sacar a su familia adelante con un “guardadito” que había en la casa.

“Siempre he sido precavido en ese sentido después de dar en la casa el dinero necesario para los gastos el resto lo guardaba cuando quedaba algo y es así como hemos estado sobreviviendo, pero la verdad ya no urge y hablo por todos, porque creo que es la misma situación, volver a la actividad”.

Añadió que afortunadamente la buena relación con los clientes le ha permitido también durante este tiempo recibir apoyos económicos y en especie, “la verdad no me puedo quejar y tengo mucho que agradecer a las personas que hasta la casa me han traído ayuda”.

Don Simón, como le dicen, tiene 15 años trabajando como “cerillito” en uno de los supermercados Del Ahorro y asegura que esta pandemia la dejado una enseñanza muy importante, “ser mejor cada día con los semejantes y mucho respeto”.

¿Cómo lograr que los mismos clientes, como dice usted, vengan a su casa a traerle apoyo?

“Eso se gana con el respeto que se les brinda, pero sobre todo con decirles gracias, cada vez que realizan sus compras, para mis todos los clientes son iguales, no me fijo quien me da propina y quien no, a todos debemos agradecerles por las compras realizadas pues eso también permite que tengamos nuestros trabajos”.

Fue en marzo cuando las autoridades de salud en el estado dieron a conocer que los adultos mayores que trabajaban como empacadores fueron invitados a permanecer en sus casas para evitar exponerse al contagio del coronavirus, llamado al que las cadenas de tiendas se sumaron de inmediato.

Las autoridades en coordinación con las empresas comerciales cerraron filas de inmediato para proteger a los abuelitos dada su condición vulnerable por su salud, así como su situación económica, de tal manera que se les daría apoyo económico y en especie para cubrir algunas de sus necesidades básicas, por lo que para continuar apoyándolos se buscó también la forma de involucrar a la sociedad civil para aportar voluntariamente una donación económica.

En esta ciudad se estima que son aproximadamente 200 adultos mayores quienes tenían un empleo en tiendas de autoservicio.

Hasta el momento se desconoce si las tiendas de autoservicio han entregado apoyos alimentarios en este periodo de contingencia sanitaria a los adultos, luego de quedarse sin su principal ingreso económico.