Estado

Activistas y abogados piden justicia

Sobre el caso del elemento de GN que disparó y mató a un hombre de 18 años

Fernando Méndez / El Diario de Juárez

Francisco Luján / El Diario de Juárez

domingo, 21 noviembre 2021 | 06:11

Ciudad Juárez.— Abogados penalistas y defensores de derechos humanos de esta frontera, pidieron llevar a cabo el debido proceso penal en el caso del elemento de la Guardia Nacional (GN) que disparó y mató a un hombre de 18 años, luego de que éste desobedeció las órdenes de detenerse cuando acababa de cruzar caminando de El Paso a Ciudad Juárez por el puente internacional Santa Fe.

Gero Fong, activista del Movimiento Contra la Militarización de la Seguridad, dijo que cualquier persona puede ser víctima mientras se sostenga la estrategia de militarización de la seguridad pública en las calles de Ciudad Juárez.

Por su parte, el abogado penalista José Antonio Navarro Castañeda expuso que ni siquiera un elemento de la GN tiene facultades para efectuar detenciones y revisiones de personas si no hay una razón expresa y fundamentada, como lo establece la ley de manera clara y puntual en los casos cuando pueden ejecutar este tipo de intervenciones.

Recordó que en la flagrancia de un delito o derivado de una investigación judicial, pueden y deben llevarse a cabo detenciones y revisiones de ciudadanos.

Con respecto a la actuación del elemento de la GN en el puente, comentó que para justificar tan solo la detención del hombre, quien corrió cuando le ordenaron detenerse, el agente del estado debía haber visto o conocido que supuestamente transportaba dos armas, como oficialmente quedó registrado.

Navarro, quien además es presidente de la Asociación de Abogados Penalistas de Ciudad Juárez, dijo que instituciones como la Guardia Nacional están preparadas para emplear diferentes niveles de uso de la fuerza cuando su integridad o vida se encuentran en riesgo.

Explicó que cualquier oficial que vea comprometida su integridad o su vida, en esa medida va a responder para protegerse.

Precisó que desconoce los detalles del caso y serán las autoridades responsables de investigar si el agente de la GN incurrió o no en un delito penal al excederse en su respuesta contra el hombre.

Aclaró que, en su opinión, si un agente de la corporación cometió un delito debe ser castigado, poniéndolo a disposición de la autoridad competente para enfrentar el debido proceso penal.

Añadió que las autoridades investigadoras deben determinar si en este caso hubo exceso de uso de la fuerza pública en la detención del muchacho, quien murió a causa de los disparos de arma de fuego por el oficial de la GN.

La CEDH ofrece apoyo 

Eduardo Sáenz, primer visitador en Ciudad Juárez de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), indicó que hasta ayer no estaban enterados de la noticia, aunque precisó que están abiertos para conocer información sobre el caso y acompañar con asesoría jurídica a las personas inconformes por la impartición de justicia.

Sin embargo, apuntó que la CEDH carece de facultades para intervenir en esta situación por tratarse de una supuesta violación de los derechos de una autoridad federal. 

Refirió que el caso de la muerte de un hombre, aparentemente a manos de un oficial de la GN, en dado momento es una competencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y una investigación de la Procuraduría General de la República (PGR).

No obstante, aclaró que desde la CEDH se mantendrán atentos para que se lleve a cabo el debido proceso. 

Gero Fong, activista del Movimiento Contra la Militarización de la Seguridad Pública, precisó que la supuesta solución del Gobierno en contra de la delincuencia organizada, que consiste en mantener a la Guardia Nacional en las calles, ha demostrado no ser una solución sino un problema.

Comentó que justamente conflictos como el ocurrido en el puente con el hombre pueden repetirse, en parte porque los militares están preparados para la guerra, no para las tareas de seguridad pública.

“Definitivamente el problema no se resuelve, las grandes organizaciones del crimen organizado continúan operando, ahora con el riesgo de que la milicia se corrompa, al mismo tiempo que la sociedad civil no puede controlar a los militares porque todo lo que se relaciona con ellos, se maneja con total hermetismo”, advirtió el activista.