Estado
Por semáforo rojo

Actos jurídicos son una simulación

Fueron decretados por el gobernador y sus secretarios General de Gobierno y de Salud

Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario

De la Redacción/El Diario

domingo, 25 octubre 2020 | 22:10

Chihuahua.- Los actos jurídicos decretados por el gobernador y sus secretarios General de Gobierno y de Salud, con motivo del recién impuesto semáforo rojo, son una simulación y dejan en estado de indefensión a los chihuahuenses.

Estas son las razones compartidas por expertos.

1.- El gobernador publicó el decreto 120/2020 en fecha 22 de octubre del 2020, modificatorio de su similar 102/2020 de fecha 10 de agosto del presente año.

Es un decreto fundamental porque en él se contiene el Anexo 1 en el cual se establecen las actividades y su funcionamiento de acuerdo al semáforo epidemiológico Covid.

En un análisis preliminar, el nuevo acuerdo modifica solo dos apartados: en primer lugar, la actividad Industrial, a la cual en semáforo rojo se le suspendían totalmente sus actividades y ahora se le permite una planta laboral del 15% y en segundo lugar, se faculta al secretario de Salud para incorporar a las labores incluso al personal que tiene alguna condición vulnerable, por razón de edad o comorbilidad.

Es decir, por un lado hubo una flexibilización excepcional que no hay en ningún otro rubro de actividad y por el otro un endurecimiento de las medidas tratándose del personal de salud. Esto último sin duda con implicación en materia de protección en derechos humanos, por el alto nivel de riesgo en que es colocado el personal vulnerable.

Pudiera haberse decretado una flexibilización hacia otras actividades, gimnasios, spa, hoteles, restaurantes, cumpliendo con medidas rigurosas de uso de cubrebocas, distancia social y gel antibacterial, pero no se hizo.

Donde existe la misma razón, existe el mismo derecho, es un principio jurídico. Aquí no se aplica.

2.- El secretario de Salud publica el acuerdo 012/2020, en el cual se establece el color rojo para las dos regiones epidemiológicas en que se encuentra dividido el territorio Chihuahuense.

Es un decreto que estará en vigor indefinidamente hasta que sea abrogado por uno similar. No hay en el decreto ninguna información sustancial que refiera indicadores epidemiológicos como base para tomar la determinación. Tiene una apariencia a todas luces arbitraria y sin motivación.

Simplemente señala textual:

“Durante la vigencia del presente Acuerdo, la Región 1, Juárez, así como la región 2, Chihuahua, se encontrarán en la etapa de color Rojo”.

“Las actividades que podrán desarrollarse en cada una de dichas etapas serán las señaladas en el Anexo 1 del Acuerdo No102/2020, publicado en el Periódico Oficial del Estado con fecha 10 de Agosto de 2020, reformado mediante los Acuerdos 109/2020 y 120/2020”.

“La ciudadanía deberá atender las medidas señaladas en los Acuerdos No 102/2020, 109/2020 y 120/2020 emitidos por el Ejecutivo del Estado, así como las contenidas en los ordenamientos emitidos por las autoridades sanitarias competentes, de conformidad con la etapa de color que corresponda a la región en que se encuentre”.

3.- A su vez, el secretario General de Gobierno publica un acuerdo genérico, sin nomenclatura, en el cual ordena una modificación en el horario de venta de bebidas alcohólicas en envase cerrado, permitiéndolo sólo de lunes a miércoles, de 09:00 a 18:00 horas y prohibiéndolo los restantes días de la semana.

También se prohíbe el funcionamiento de Boutiques, Depósitos y Licorerías, fuera de los días y horarios permitidos para la venta de licor.

4.- Toda vez que el Periódico Oficial del Estado sólo se publica los días miércoles y sábado, el secretario General de Gobierno, como responsable de dicha gaceta oficial, emitió un acuerdo en el cual autoriza una publicación extraordinaria, el mismo jueves 22 de octubre, por la noche, para darle validez jurídica a los acuerdos del Gobernador, del secretario de Salud y de él mismo. Es lánguida tanto la fundamentación como la motivación de dicha determinación, en violación del artículo Octavo de Ley del Periódico Oficial.

“Debido al desarrollo de la pandemia de Covid-19, con el propósito de publicar disposiciones legales que coadyuven a contener la propagación de la referida enfermedad , se estima indispensable la emisión de una edición extraordinaria del Órgano Estatal de Difusión para el día de hoy...”. Es todo la justificación legal.

Pero resultaba urgente su publicación. Es decir, no podría hacerse obligatorio el cumplimiento de la orden del semáforo rojo a partir del viernes, sin la inserción de dichos acuerdos en el periódico oficial. La intención fue darle legitimidad jurídica a la decisión.

Sin embargo se deja en estado de indefensión a las personas cuya esfera jurídica afectan dichos decretos, porque no existió plazo alguno para que pudieran adoptar las medidas adecuadas en cada situación en particular para atender sus nuevas obligaciones. Imposible no pensar en un aparente fraude a la ley.

Con un agravante. Se ordenan inmediatas sanciones en contra de quienes no cumplan con las nuevas decisiones en un procedimiento especial sancionatorio a cargo de la Secretaria de Salud.

Podrá tener apariencia de buen derecho, pero no lo es.

El Código Civil del Estado de Chihuahua establece lo siguiente:

ARTÍCULO 3. Las leyes, decretos, reglamentos y otras disposiciones de observancia general obligan

desde el día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado. Sin embargo, si en las mismas disposiciones aparece el día en que deben comenzar a regir, obligan desde ese día, siempre que su publicación haya sido anterior. [Artículo reformado mediante Decreto No. 412-99 I P.O. publicado en el P.O.E. No. 103 del 25 de diciembre de 1999.] [Incluye fe de erratas publicada el 2 de febrero de 2000]

Es decir, los decretos publicados específicamente por el Gobernador y Secretario General, el primero en materia del anexo 1 y el segundo en materia de alcoholes, no pudieron surtir sus efectos el día 22 de octubre, aún y cuando en los mismos estaba ordenado en un artículo transitorio a todas luces ilegal, porque resulta contrario al Código Civil.

El acuerdo firmado a su vez por el Secretario de Salud, relativo a la semaforización, que entró en vigor un día posterior, o sea el 23 de octubre, tiene sustento jurídico pero resulta arbitrario, porque fue publicado en una edición extraordinaria, por la noche, sin suficiente divulgación ni notificación oficial para las personas que pudieran resentir alguna afectación.

Por ejemplo, los 15 negocios clausurados el viernes por incumplir con la normatividad autorizada la noche anterior; o las personas multadas por llevar tres pasajeros en sus vehículos.

Podrá ser legal la determinación, porque se publicó el 22 en la noche y se aplicó el 23, pero esta viciada de origen, en función de la máxima protección a la garantía jurídica e incluso el debido proceso administrativo. Es un abuso.

Se esta en presencia de una manipulación y atropello al procedimiento de creación de normas administrativas.

Es la antesala de una cascada de amparos.