Estado

Acusa Maru indolencia y abandono en penales

Admite gobernadora crisis en reclusorios y promete mejorar condiciones

/ La gobernadora ofreció a familiares de los agentes caídos que se hará justicia

Mayra Selene González/ El Diario

jueves, 05 enero 2023 | 08:00

Ciudad Juárez.- La gobernadora del estado, María Eugenia Campos Galván, acusó indolencia y abandono en los penales tras los eventos ocurridos el pasado domingo en el Centro de Reinserción Social (Cereso) 3, en los que 10 custodios fueron asesinados y 30 reos se fugaron, y que un día después también cobraron la vida de dos agentes ministeriales que realizaban investigaciones sobre esos hechos.

“Estamos hoy en día viviendo la cruda de una borrachera de indolencia, de una borrachera de omisión… de falta de escrúpulos por parte de las administraciones pasadas”, lamentó.

 Lo anterior, al asegurar que la problemática que ocurría en el interior del penal data de administraciones anteriores, a pesar de que el control actual está en manos de la Fiscalía General del Estado (FGE).

La mandataria aseguró que después de la jornada violenta del 11 de agosto, conocida como “jueves negro”, ya se habían realizado gestiones para trasladar a otro penal al líder de la pandilla Los Mexicles, Ernesto Alfredo Piñón de la Cruz, alias “El Neto”, a quien se responsabiliza de haber organizado aquellos hechos y que logró fugarse el pasado domingo.

“Se hizo una petición de traslado, sí se hizo, se hicieron varios cambios al interior del Cereso, pero esto es bien importante decirlo: esta situación se venía dando muy particularmente desde los últimos siete años y se agudizó, y estamos hoy en día viviendo la cruda de una borrachera de indolencia, de una borrachera de omisión; de una borrachera de dejar hacer y de falta de escrúpulos por parte de las administraciones pasadas”, expresó.

“No estoy justificando absolutamente ninguna situación, pero sí quiero poner a los juarenses en el contexto real de dónde estábamos parados”, agregó ayer al ser abordada por los medios de comunicación durante el homenaje póstumo realizado a los 12 elementos que perdieron la vida en el cumplimiento de su deber.

Dijo que la responsabilidad de los excesos que ocurrían en el interior del penal, el ingreso de armas y la vida de lujos que tenía el líder criminal son responsabilidad inmediata del director del Cereso, Alejandro Alvarado Téllez, quien ya fue cesado y se abrió una carpeta de investigación en su contra.

Campos Galván dijo que por razones de seguridad no podía informar sobre el avance de las investigaciones por esta masacre y fuga masiva, y sólo mencionó que ya hay pesquisas giradas por los reos fugados.

“Quiero decir a los juarenses que veníamos viviendo un año de baja en los índices delictivos, de baja hasta en un 25 por ciento en los homicidios. ¿Qué quiere decir? Que veníamos controlando la situación en Ciudad Juárez, así como se logró hacer en el 2010 después de aquella lamentable situación de violencia que se dio en 2008 y 2007, y bueno, esta situación vino a confrontar todo lo que habíamos hecho en el año, pero íbamos por un buen camino”, comentó.

La mandataria fue cuestionada sobre las expresiones de familiares de las víctimas, en el sentido de que sus seres queridos pagaron las consecuencias de las omisiones del Gobierno, las cuales también manifestaron ayer durante las honras fúnebres.

“Y tienen razón, es desgarrador estar aquí, es desgarrador ver el dolor de las familias, por supuesto, es desgarrador saber las condiciones en las que trabajaban y lo que está sucediendo al interior del Cereso. Este Gobierno está trabajando muy fuerte para reivindicar esta situación al interior de los 11 penales que tiene a su cargo el Gobierno del Estado”, señaló.

“Estamos trabajando en la dignificación de los cuerpos policiales, tenemos preparado para este año un paquete de incentivos por parte de la Secretaría de Hacienda en cuanto a vivienda por parte de Gobierno del Estado, seguros médicos, seguros de vida, becas para los jóvenes en las universidades y esto va dirigido a todas las corporaciones de Gobierno del Estado”, abundó mientras los cuerpos de 11 de los 12 agentes asesinados eran subidos a las carrozas luego del homenaje y se escuchaba el llanto de sus familiares.