Estado

Acusan a CTM de 'secuestrar obras'

Exige CMIC sanciones penales por obstaculizar trabajos

Tomada de internet / Fotografía ilustrativa

De la Redacción

miércoles, 07 agosto 2019 | 11:02

Chihuahua.- Los empresarios de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), de sus delegaciones en Juárez y Chihuahua, acusaron que la Confederación de Trabajadores de México (CTM), han atracado y secuestrado obras en curso, ocasionando cuantiosas pérdidas al sector de la construcción y otros que dependen de éste. 

En un comunicado, la CMIC manifestó que ante la poca obra que se ha detonado en el estado de Chihuahua, ésta ha sido atracada por el sindicato de la CTM, bloqueando la operación de la misma. 

“Es de gran importancia mencionar, que este sindicato ha sido más escuchado por el licenciado Joel Gallegos Legarreta, director general de Gobierno, que a las empresas formales del sector de la construcción que se han acercado a solicitarle apoyo, derivando un perjuicio al gremio constructor y a la derrama económica del estado de Chihuahua, en virtud de que varias obras han sido secuestradas sin ningún sustento legal, afectando directamente los avances de las mismas y provocando daños a los usuarios de las vías de comunicación”, denunció la cámara que agremia a la mayor parte de los empresarios del ramo en la entidad.

La CMIC ha sido insistente en la gestión de los recursos para el estado de Chihuahua y ahora que son una realidad, de manera mínima, estas obras son detenidas por los sindicatos, al no ceder a sus exigencias, aseveró. 

Ante esta situación y conforme al Artículo 280 del Código Penal del Estado de Chihuahua, se han presentado por parte de algunas constructoras la denuncia correspondiente ante las autoridades competentes de Gobierno del Estado, obteniendo nulo resultado ante esta problemática. 

“Artículo 280. A quien con actos materiales trate de impedir la ejecución de una obra o un trabajo públicos, ordenados o autorizados legalmente por la autoridad competente, se le impondrá hasta seis meses de trabajo a favor de la comunidad”, citó la CMIC en el documento girado ayer por la tarde. Por ello, exigió la aplicación de la ley, pues detalla que “cuando el delito se cometa por varias personas de común acuerdo, se impondrá de tres meses a un año de prisión, si sólo se hiciere una simple oposición material sin violencia. 

En caso de existir violencia, la pena será de tres meses a dos años de prisión, sin perjuicio de las sanciones aplicables al delito que resulte cometido”.