Estado

Adiós a las notarias publicas vitalicias en Chihuahua

Pero de aprobarse, cambios no aplicarían a los cerca de 74 en funciones

Manuel Quezada/El Diario
martes, 10 septiembre 2019 | 10:08

Chihuahua.- La iniciativa de reforma a la Ley del Notariado Público propone terminar con las notarias públicas vitalicias, ya que se pedirá que una persona solo pueda ejercer ese cargo hasta los 80 años en el estado de Chihuahua.

El director del Registro Público de la Propiedad y del Notariado, Daniel Olivas Gutiérrez, informó que este cambio en la ley fue consensuado entre los mismos notarios, aunque no aplicaría para los cerca de 74 que están ahora en funciones.

Recordó que en el estado de Chihuahua hay 79 notarias, pero algunas de ellas se quedaron sin operar a causa de la defunción del titular.

Daniel Olivas dijo que en la mayoría de los estados de la República, la función pública de notario es vitalicia, pero luego de un análisis al respecto con la participación de notarios y representantes, se vio el área de oportunidad de que una persona lo pudiera ser hasta los 80 años de edad.

Informó que para ser notario se requiere ser abogado de profesión, tener la patente de aspirante,  participar y ganar un examen de oposición, cumpliendo con la normatividad del notariado.

El director del Registro Público de la Propiedad y del Notariado, Daniel Olivas, dijo que anteriormente había un notario por cada 25 mil personas y actualmente es por cada 50 mil.

Señaló que si bien el nombramiento de notario lo entrega el gobernador, éste se elige a través de un largo proceso abierto, ya que se convoca públicamente a los interesados que deben cumplir con una serie de requisitos, como el ser abogado de profesión, tener la patente de aspirante y otros requisitos de conducta y papelería.

Asimismo todos los sustentantes tienen que presentar un examen de oposición en tres etapas y gana la  notaria, el que hace el mejor.

La primera etapa consiste en el desarrollo de un tema teórico-práctico que dura alrededor de cinco horas, para el cual se le va a dar un tema y deben presentar una escritura.

Recordó que en alguna ocasión se les pidió a los aspirantes desarrollar el tema de la compra-venta de un bien  derivada de un remate judicial, o bien, el de una enajenación de un inmueble que esta en condominio y el propietario es un mejor de edad.

Transcurridas las cinco horas, por sorteo entre los aspirantes, se revisa cada uno de los exámenes y se le da una calificación.

Posteriormente, los sinodales hacen otro examen oral a los sustentantes relacionadas con su tema, así como otro más con preguntas abiertas relacionadas con cualquier con el derecho, por lo que se le puede cuestionar sobre derecho forestal, civil, mercantil, civil, familiar, lavado de dinero.

Cada sinodal tiene un tiempo de duración de 30 a 40 minutos por sustente y finalmente se promedian las calificaciones para elegir al nuevo notario.

Detalló que el notario puede trabajar en asociación con un tercero o bien con un adscrito que es un aspirante a notario, el cual puede celebrar actos fedatarios en su nombre cuando se encuentre enfermo o no lo pueda hacer por ocupar otros encargos públicos.

El titular del Registro Público de la Propiedad indicó que como la figura de un adscrito no era reconocida en otros estados, y no se reconocía su trabajo, por lo que se tuvo que cambiar a una de notario auxiliar, que es el aspirante a notario en funciones, para que sus actos puedan ser validos en el interior de la República.

Informó que cuando un notario fallece, de acuerdo a la ley, la notaría tiene que ser cerrada en un lapso de tres meses.

Para llevar a cabo ese procedimiento, el Registro Público de la Propiedad y del Notariado tiene la facultad de nombrar un adscrito especial de entre todos los aspirantes a notarios, para que se encarguen del cierre y entrega de libros para que se queden depositados.

Una vez concluido el proceso la notaria queda vacante para concurso y es el Ejecutivo Estatal el que convoca a un concurso y examen de oposición para elección de un nuevo notario.