Estado

Advierten desperdicio por extracción de La Boquilla

El 8 de septiembre, agricultores tomaron la presa La Boquilla

Pedro Sánchez, Reforma

jueves, 10 septiembre 2020 | 21:51

Chihuahua, México (10 septiembre 2020).- Autoridades de Chihuahua aseguraron que es inútil la extracción de agua de la presa La Boquilla para el pago del Tratado de Aguas entre México y Estados Unidos debido a que esta se desperdicia en el trayecto.

El director ejecutivo de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS), Óscar Ibáñez, señaló que hacer un traslado de la presa La Boquilla, ubicada en el municipio de San Francisco de Conchos a El Granero, en Aldama, para cumplir la cuota del acuerdo internacional no tiene sentido, ya que la capacidad máxima de desfogue de esta última es de 22 metros cúbicos por segundo.

Afirmó que así opera ya en estos momentos y no puede incrementarse.

El funcionario explicó que actualmente se tiene una descarga de 20 metros cúbicos por segundo de la presa Las Vírgenes, en el Municipio de Rosales, que es lo que compensa la salida del agua de El Granero para el pago del Tratado, que fue lo que los productores ofrecieron en su propuesta avalada por el Gobierno del Estado.

"Traer el agua de La Boquilla implica más pérdidas, es un agua que se desperdicia porque en el trayecto se pierde por lo menos un 20 por ciento del volumen, y bueno, pues no sirve absolutamente de nada porque no se puede utilizar para el pago del Tratado, puesto que ahorita ya se tiene un volumen de extracción máxima de El Granero", explicó Ibáñez en una conferencia de prensa con el Gobernador Javier Corral.

"De aquí al 24 de octubre, que es el tiempo que se tiene para cumplir el compromiso con Estados Unidos, pues ese volumen de agua no serviría absolutamente para el propósito que dicen para el cual serviría".

A su vez, Corral indicó que con el nivel máximo de extracción que ya se aplica en El Granero, en los días que faltan para la fecha límite del pago del Tratado, se entregarán aproximadamente 90 millones de metros cúbicos.

"Es lo que tenemos que garantizar de aquí al 24 de octubre y no más, porque no podemos más", puntualizó el mandatario.

Entre tanto, el gobernador panista lamentó que la propuesta que en agosto hicieron sobre este tema agricultores chihuahuenses y el Gobierno del Estado al Gobierno federal, hasta este 10 de septiembre no haya tenido respuesta.

Respecto a la contabilización del pago al Tratado, Ibáñez dijo que en una acción totalmente impráctica, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) empezó a extraer de El Granero en noviembre, diciembre y enero, y ese volumen en lugar de aplicarlo al pago de agua del Tratado, se mandó en dos terceras partes a las presas internacionales y solamente una tercera parte se destinó a la entrega de agua a Estados Unidos.

Ibáñez explicó que Conagua aceptó el 28 de mayo de 2020 recurrir al acta 234, que es un mecanismo del propio Tratado, que se utiliza para condiciones de sequía en las que hay problemas para cumplir con el acuerdo, por lo cual a partir de junio, todas las extracciones se dedican al pago del agua.

El funcionario dio a conocer que de acuerdo con datos de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), Chihuahua pagó a la fecha el 68 por ciento del pago de agua que México ha entregado en este año a los Estados Unidos.

Alertan por sequía en Chihuahua

El Secretario de Desarrollo Rural, René Almeida, informó que en agosto normalmente hay cifras superiores a 100 milímetros de lluvia y este año se tuvieron 30 milímetros, pero estos estuvieron precedidos de un mes de julio atípicamente seco.

Dijo que esto provocó que no se registraran los escurrimientos que se esperaban para las presas, por lo cual se le solicitó a Conagua que evalué las condiciones de Chihuahua para el pago del Tratado.

"Si sigue este nivel de extracción para el siguiente año no habría agricultura en la región centro-sur del estado, no habría producción lechera, ni algo de la producción de carne de ave, sería un desequilibrio de toda la cadena productiva", señaló en una conferencia de prensa con el Gobernador Javier Corral.