Estado

Aflora nepotismo en Bienestar Social

Coordinadores regionales de Chihuahua, Guachochi y Parral mantienen en su nómina a esposas, cuñadas y demás parientes

De la Redacción
domingo, 12 mayo 2019 | 07:00

Chihuahua.- Dentro de la estructura de la Secretaría del Bienestar en el estado, funcionarios de primer y segundo nivel del Gobierno Federal mantienen parentescos con empleados y con los llamados “Servidores de la Nación”. Lo mismo en Chihuahua que en Parral y Guachochi, de acuerdo con información del portal “Nómina Transparente”, puesto en marcha por la Secretaría de la Función Pública federal el pasado 15 de abril. 

Hasta hace dos semanas aparecían en nómina dos familiares de los coordinadores regionales de Chihuahua, Marcelino Gómez Brenes, de Ivonne Contreras Peinado, de Guachochi, y de Luis Fernando Duarte González, de Parral.


Esto, a pesar de que durante una gira que el entonces presidente electo Andrés Manuel López Obrador realizó a la ciudad de Guaymas, Sonora, en septiempre del 2018, aseguró que su gobierno habría de combatir el nepotismo e influyentismo y que no se permitirían familiares de funcionarios en las estructuras de gobierno, en clara alusión a la alcaldesa de esa localidad, Sara Valles, quien contrató a su cuñado como secretario del Ayuntamiento. 


El portal de transparencia del Gobierno Federal revela que los coordinadores regionales de diez programas sociales del estado reciben una salario bruto de 73,507 pesos, ya con las deducciones su sueldo neto queda en 51,087 pesos. 


En Parral, el coordinador regional Luis Fernando Duarte González tiene en la nómina a su esposa Ishtar Ibarra Barraza, con un sueldo bruto de 60,030 pesos y salario neto de 41,271 pesos mensuales; pero además, aparece la cuñada del funcionario, Arely Ibarra Barraza con un sueldo de “Niñera Especializada” del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), por el que cobra 7,135 pesos brutos y su salario neto es de 6,605 pesos mensuales.


De igual modo en Guachochi, Ivonne Contreras Peinado, coordinadora regional de programas sociales tiene dentro de su estructura a su hermana Ana Contreras Peinado y a su cuñada Daniela Payán Olivas, ambas se desempeñan como “servidoras de la nación” que son las que se encargan de realizar los censos del bienestar y reciben un salario neto mensual de 8,117 pesos. 


Mientras que en Chihuahua, el coordinador regional Marcelino Gómez Brenes tiene en la nómina a Jorge Alejandro Brenes Pimentel con un salario de 8,117 pesos mensuales que recibe por su trabajo como “servidor de la nación”; hasta hace dos semanas, en el portal “Nómina Transparente” aparecía también Gabriela Brenes Bueno, pariente de Gómez Brenes, pero con la última actualización su nombre ya no se encuentra en la página, sin que esto signifique que haya dejado de laborar.