Estado

Agradece otra oportunidad de vida

Con una albercada, Fabián retribuirá a Aprocancer el apoyo que recibió en su proceso para superar la enfermedad de la que ya lo habían desahuciado

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Hernández Sánchez, de 26 años
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / El sobreviviente de cáncer narra su experiencia

Luis Carlos Cano/ El Diario de Juárez

miércoles, 25 agosto 2021 | 12:56

Ciudad Juárez— Como otras personas de su edad, Fabián Hernández Sánchez desempeñaba sus actividades cotidianas y sentía que gozaba de buena salud, pero en mayo del año pasado empezó a sufrir malestares que lo incomodaron y tras hacerse unos estudios médicos le diagnosticaron cáncer testicular.

Además del impacto que le causó escuchar la palabra cáncer, la incertidumbre y el temor aumentaron cuando un médico especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le dijo que el tumor era muy grande, imposible de combatir y no era necesario operarlo, pues era cáncer y de todos modos se iba a morir.

Aunque esperaba lo peor, Fabián, de 26 años de edad, buscó otras alternativas y a través de la red social Facebook se enteró de la existencia de la Asociación Protectora de Niños con Cáncer de Ciudad Juárez (Aprocancer) y de la labor que esta institución lleva a cabo por quienes padecen la enfermedad.

Ha atendido Apanical a más de 6 mil pacientes

Ahí reciben a personas que no tienen recursos económicos para los tratamientos y no cuentan con el servicio de la atención médica como el IMSS, pero acudió a ellos y tras conocer su caso, en Aprocancer aceptaron el reto para luchar contra la enfermedad, a la cual lograron vencer después de siete meses de quimioterapias y una cirugía.

Es por eso que ahora, como una forma de agradecer ese apoyo que le regresó la vida, el padre de una niña de seis años de edad, apoyado por su esposa Mónica Rodríguez, decidió organizar lo que llamaron una “albercada” y lo que se recabe de las entradas será donado a la asociación.

Esta actividad será el próximo sábado 28 a partir de las 10:30 de la mañana y hasta las 5:30 de la tarde en el balneario “DiverSNTE Los Ojitos”, ubicado por la carretera federal 2, conocida como la carretera Juárez-Porvenir, antes de llegar a Riberas del Bravo.

Fabián invitó a la comunidad juarense para que acudan a divertirse en este lugar, en donde la entrada costará 80 pesos, cantidad que será donada para la citada asociación.

“Gracias a esta asociación tengo otra oportunidad de vida y creo que lo más justo es apoyarla para que continúe con su labor de ayudar a otras personas que padecen la enfermedad y que no tienen los recursos económicos para atenderse”, expresó Fabián, a quien médicos del IMSS lo habían desahuciado.

Sin embargo, el panorama le cambió cuando el médico oncólogo internista, Jorge Said, del equipo de Aprocancer, le dijo que el cáncer testicular es el que más se podía curar; y así fue, durante el tratamiento y conforme avanzaba con las quimioterapias, Fabián comenta que se sentía mejor.

Al terminar las quimioterapias el tumor se redujo y fue entonces que se sometió a una cirugía a cargo del médico cirujano oncólogo Rodrigo Guerrero, quien le extirpó el tumor.

“Después de eso sentí mucha felicidad, el proceso es pesado, incluso a veces ya pensaba en abandonarlo, pero con el apoyo de mi esposa Mónica seguí con el tratamiento hasta que me curé, ahora sólo debo seguir con las revisiones”, expresa.

Este chequeo, comenta Eloísa Ramírez Delgadillo, administradora de la institución, debe ser por espacio de tres a cinco años, según la evolución que tiene el paciente y si después de eso ya no hay nada, él habrá vencido al cáncer.

Fabián es un ejemplo de que con el tratamiento adecuado se puede vencer al cáncer, sobre todo si se detecta a tiempo, por eso son importantes las revisiones con el médico, agrega.

“Gracias a esta institución tengo otra oportunidad de vida”, dice Fabián, por eso quiero retribuir en algo y es por lo que se organiza la ‘albercada’, evento para el cual se le pide a los asistentes una cooperación de 80 pesos, dinero que será donado a Aprocancer”.

Este tipo de apoyos son importantes para continuar con esta labor de ayudar a las personas que padecen la enfermedad, ya que por la pandemia de Covid-19 no se pueden hacer eventos masivos para reunir fondos, dice la administradora de la institución.

Ramírez invitó a la comunidad juarense para que apoyen a Aprocancer con donativos, los cuales pueden hacer por transferencia bancaria o depósito en el banco HSBC al número de cuenta 4021-8767-19 con la clabe interbancaria 0211-6404-0218-7671-91, o bien, acudir a las instalaciones de la asociación en la calle Camino Viejo a San Lorenzo número 1456, colonia Partido Díaz.

Al servicio de la comunidad

Aprocancer inició actividades el 19 de febrero de 1992 con el nombre que aún tiene y con la sigla Apronicancer, pero desde 1998, al ampliar la cobertura para los adultos, es Aprocancer, explica Ramírez.

Durante las casi tres décadas de funcionar, en esta asociación han servido a la comunidad proporcionando orientación, acompañamiento tanatológico, consulta médica especializada y tratamiento de quimioterapia a enfermos con cáncer que no cuentan con recursos económicos, ni con seguro médico contractual, tarea en la que participan ocho colaboradores.

En los casi 30 años han atendido a más de 6 mil personas enfermas de distintos tipos de cáncer, además de que más de 21 mil han recibido ayuda en el programa de detección temprana.

Eloísa comenta que el cáncer del que se presentan más casos es el de mama y cérvico-uterino, luego el de próstata, testicular y de ovarios, pero también hay pacientes afectados con el de los huesos, la piel y de leucemia.

El 60 por ciento de los pacientes, indica, no puede pagar los tratamientos, no cuenta con los recursos para atenderse en otras instituciones, pues el costo varía según el tipo de cáncer y las quimioterapias que se deben dar.

De acuerdo con algunos tratamientos que se brindan en esta institución, los medicamentos de quimioterapia por cada aplicación pueden ir desde los 5 mil 923 pesos hasta los 25 mil, dependiendo del padecimiento, ya que cada paciente es de diferente tipo de cáncer y es distinto el tratamiento que se le da.

Lo importante en cualquier tipo de cáncer, dice Ramírez, es la detección oportuna, por eso se insiste ante la comunidad en las revisiones frecuentes, tanto a hombres como a mujeres. (Luis Carlos Cano C. / El Diario)

lcano@redaccion.diario.com.mx