Estado

Agua potable sobrepasa límites de arsénico

Proyectan hasta 2021 plantas potabilizadoras para remover metales

Miguel Chavarría/El Diario
miércoles, 22 mayo 2019 | 05:54
Archivo/ El Diario

Chihuahua.- La calidad del agua en el estado de Chihuahua contiene altos índices de concentración de metales como arsénico, flúor y plomo, según lo arroja un monitoreo a mil 357 muestras de agua potable, realizado por la Comisión Estatal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Coespris) tomadas en varias regiones del estado.

La concentración de arsénico específicamente rebasa los límites máximos estipulados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que es de 0.10 miligramos por litro de agua.

En Chihuahua el 62 por ciento de las muestras de calidad de agua recabadas y monitoreadas por la Coespris de 2010 a 2017 es superior a dicha cifra.

La presencia de este metal mayor al límite establecido fue presentada en varias regiones del estado como: Delicias, Jiménez, Guachochi, Gran Morelos, Chihuahua, Cuauhtémoc, Casas Grandes, Villa Ahumada, Parral, Guerrero y Juárez.


La calidad del líquido en fuentes de abastecimiento de agua potable ubicadas en Delicias fue la más deficiente, ya que tres cuartas partes de las muestras monitoreadas contienen concentraciones de arsénico mayores a las permitidas por la norma mexicana NOM-127-SSA1-1994, cuyo límite es de 0.023 miligramos por litro, mucho menor que la que establece la OMS. La exposición prolongada de arsénico inorgánico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones cutáneas, y su presencia en el cuerpo humano también se ha asociado a problemas de desarrollo, enfermedades cardiovasculares, neurotoxicidad y diabetes, según datos de la OMS.

Pese al alto porcentaje de contaminación en muestras de agua con altos niveles de arsénico, el Plan Estatal Hídrico 2040 (PEH) pretende realizar proyectos de construcción y ampliación de plantas potabilizadoras para la remoción de este metal hasta 2021.

 “La urgencia es para ahora, no para el 2021”, comentó Víctor Ortiz, presidente de la Fundación para la Protección del Río Conchos.

“El arsénico es muy tóxico; cualquiera lo sabe. ¿Por qué esperar hasta ese año? Tenemos que darle solución ahora. En lugares como Meoqui, Delicias, Jiménez, ahí pusieron pequeñas plantas de ósmosis inversa que están funcionando mediante filtros para que la gente se abastezca de agua a cinco pesos el garrafón, pero no todos se abastecen por ese método. No deberíamos esperar al 2021”, aseguró.

El ambientalista destacó que en el papel, el Plan Estatal Hídrico 2040 no tiene deficiencias estratégicas para combatir la escasez de agua y sobreexplotación de acuíferos, sin embargo, señaló, “es distinto verlo en papel, ahí no hay omisiones, pero lo que está en duda es su aplicabilidad”, expuso el entrevistado quien formó parte de los foros y mesas de participación ciudadana para el PEH 2040.

Al igual que con el arsénico, los niveles de flúor en las muestras de agua potable en distintas localidades del estado son altas.

El 45 por ciento de las 2 mil 157 muestras monitoreadas por la Coespris indica que su concentración de flúor rebasa el límite máximo permisible por la OMS, que es de 1.0 miligramos por litro.

En este caso, la región más afectada fue Ojinaga, donde el 100 por ciento de las muestras de una sola localidad de la zona rebasa los límites de la norma NOM-127-SSA1- 1994.

En otro punto de esa misma región, el 80 por ciento del muestreo indica concentraciones altas de flúor en agua potable.

Otras regiones con altos índices de contaminación de agua para consumo humano fueron: Casas Grandes, Villa Ahumada, Guachochi, Parral, Delicias, Chihuahua, Guerrero, Camargo, Madera y Juárez.

De acuerdo con la OMS, el consumo de agua con cantidades excesivas de flúor puede causar fluorosis esquelética paralizante, que se asocia con la osteoesclerosis, la calcificación de los tendones y ligamentos, y deformidades de los huesos.

Aunque con menor presencia en las muestras de agua potable, la concentración de plomo también es alta. Análisis de la Coespris indicaron que 24 de 757 muestras de agua potable en todo el estado, monitoreadas de 2010 a 2017, rebasan los límites de concentración de plomo permisibles por la norma NOM-127- SSA1-1994, que es de 0.010 miligramos por litro. La región más afectada fue Parral.

Otras zonas del estado con alta presencia de miligramos de plomo por litro fueron Jiménez, Gran Morelos, Juárez y Chihuahua.  


[email protected]