Estado

Agustín Melgar, un chihuahuense por destino

Según archivos históricos era hijo de padre Oaxaqueño y madre capitalina

De la Redacción/El Diario
viernes, 13 septiembre 2019 | 13:08

Chihuahua.- Los archivos históricos del Poder Judicial del Estado permiten conocer datos específicos de la vida de los héroes de la nación y del estado de Chihuahua, tal como el niño Agustín Melga, un bebé que se convirtió en chihuahuense por destino, ya que según los archivos originales que se guardan en este lugar se sabe que su padre era el coronel Esteban Melgar, originario de Oaxaca y su madre Luz Sevilla, de la capital de México.

Así lo informó Enrique Blanco, responsable de la investigación histórica del archivo, quien explicó que en el mismo se puede incluso realizar investigaciones genealógicas de los chihuahuenses. Añadió que es el propio Francisco R. Almada quien refiere que Esteban Melgar, padre de Agustín, nació en Textitlán del Valle, Oaxaca en el año de 1790.

“El militar con grado de coronel llegó a la ciudad de Chihuahua  a mediados de 1827, nombrado ayudante inspector de la comandancia general, puesto que le daba el carácter de segundo jefe. Proyectó el establecimiento de una fábrica de loza mediante concesión exclusiva de la Legislatura. En 1829, bautizó a su hijo Agustín, uno de los niños héroes que el 13 de septiembre de 1847 ofrendó su vida en la defensa del Castillo de Chapultepec y de la Patria, ante el embate de las fuerzas invasoras estadounidenses”, refiere el autor.

A través de los documentos con los que se cuenta en el archivo se rastrean las acciones del padre de Agustín, quien entre otras cosas intervino junto con el comandante general a finales de 1829 en el reconocimiento al Plan de Jalapa, dándole el poder al general Bustamante y eliminando de la presidencia al general Guerrero, quedando así al cargo de las armas en 1830.

Dentro de su acervo se incluye un expediente en materia civil del año de 1830 en el que Melgar comparece como secretario general de la Comandancia de la Villa de Chihuahua, mismo que se encuentra intacto y legible.

Así pues el padre de Agustín Melgar murió en el Cuartel de San Pablo Meoqui el 5 de septiembre de 1831 y poco después también fallece su madre por lo que siendo un infante se trasladó a la Ciudad de México donde vivió al cuidado de su hermana Merced.