Estado

'Aislamiento contribuye a mejorar la calidad del aire'

Asegura investigadora de la UACh que la combustión vehicular y las ladrilleras son los principales contaminantes

El Diario

Salud Ochoa/El Diario

miércoles, 04 noviembre 2020 | 20:21

El aislamiento al que han sido sometidos miles de ciudadanos a raíz de la pandemia, y la instrucción de continuar con el semáforo en rojo, ha servido para mejorar la calidad del aire que respiran los chihuahuenses, informó la doctora Leonor Cortés, catedrática de la Facultad de Zootecnia y Ecología de la Universidad Autónoma de Chihuahua. 

Explicó que en algunos países la disminución significativa de la movilidad urbana, donde las personas ya no utilizaban sus vehículos domésticos y transitaban por las calles solamente en el trasporte público, generó una mejoría considerable en la calidad ambiental. 

China fue el primero en experimentar una considerable mejoría en sus índices de calidad del aire, lo que también ocurrió en otros países, y en este caso podría estar sucediendo algo similar en nuestra localidad”, aseguró la investigadora. 

Cortés hizo énfasis en que lo más relevante es que los chihuahuenses entiendan que no por esa aparente mejoría ambiental se debe pensar que ya todo está resuelto, cuando solo fue un efecto local por la disminución del flujo vehicular, al que se le responsabiliza de generar hasta por un 30 por ciento de las emisiones de gases contaminantes que circulan por el aire. 

La maestra universitaria, quien tiene experiencia en modelación y simulación de dispersión de contaminantes en la atmósfera y que imparte las materias de “Contaminación del aire y Contaminación ambiental”, indicó que en la capital la Red del Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire en México mantiene activas dos estaciones de monitoreo de calidad del aire,, uno de ellos en la Comandancia Sur de la Policía Municipal y otra en las instalaciones de lo que antes era el Cidech. 

Señaló que en ambas estaciones el resultado que arrojan es que, gracias al programa “Quédate en casa”, el nivel de contaminación en el aire (en concentración de gases) podría haber disminuido; sin embargo, en esta temporada el cambio de temperaturas y las condiciones atípicas secas del año pueden haber contribuido a una mayor cantidad de material particulado en el aire, por lo cual podrían rebasar el nivel promedio. 

Explicó que generalmente los investigadores de la UACh han detectado que en estas fechas, cuando no había pandemia, en Chihuahua los principales contaminantes eran la combustión por el transporte vehicular, material particulado por el levantamiento del polvo fino (como las PM10), las actividades antropogénicas, como el uso de ladrilleras, y el incendio no controlado de malezas.

Todo esto provocaba que se incrementara la generación de partículas, que en ocasiones alcanzaban un valor importante de 200 microgramos sobre metro cúbico. 

Aun y con la pandemia, se pudo observar que varias de las noches en Chihuahua se tuvo un registro de valor más grande de 416 microgramos sobre metro cúbico de material particulado (PM10), y aunque no se nota que sea parte del comportamiento regular, tuvo que ser un evento extraordinario; puede ser debido a fuertes ráfagas de viento que levantan el polvo fino, además de las partículas generadas por combustión por el uso de vehículos.