Estado

Al 50% de su capacidad presas en Delicias

Se pasa de un panorama desalentador a la esperanza en el sector agrícola

Érika González Lozano/El Diario
lunes, 23 septiembre 2019 | 07:46

Delicias– De un panorama desalentador para la agricultura, se ha pasado a la esperanza debido a las intensas lluvias que se han presentado en la entidad en los últimos días, las cuales han permitido que las presas del Distrito de Riego 005 se encuentren casi al 50 por ciento de su capacidad.

El jefe de operaciones de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) Rosalío Núñez, informó que la presa Boquilla amaneció el día de ayer al 50.22%, con un incremento registrado de 20 millones de metros cúbicos más. Mientras que la presa Francisco I. Madero, de encontrarse con 155 millones de metros cúbicos el viernes y sábado, subió 163 millones de metros cúbicos, llegando al 45.97% de su capacidad.

El jefe de operaciones de Conagua dijo que si las lluvias continúan, a finales de la próxima semana debe de estar superando el 50%, lo que también alimenta las esperanzas de lograr un ciclo agrícola completo para el 2020.

A principios del mes de septiembre se declaró por parte del jefe del Distrito de Riego 005 Miguel Núñez Nava, que a comparación con el año pasado se tenían 900 millones de metros cúbicos menos de agua almacenada en ambos cuerpos de agua, por lo que de no llover se solicitaría solamente el 80% de agua para el próximo ciclo agrícola.

Cabe mencionar que meses anteriores se había acordado en el Comité Hidráulico conformado por Conagua y presidentes de Módulos de riego, así como las SRL San Pedro y Conchos, que la dotación de agua se solicitaría solamente al 50%, provocando también una reducción en la cantidad de hectáreas a sembrarse el siguiente año.

Por lo que las precipitaciones pluviales que se han presentado en los últimos días traen la esperanza para el sector agrícola y ganadero, para que el siguiente ciclo se pudiera solicitar completo.

Por otro lado estas intensas lluvias también provocaron una fuerte creciente del río Florido, por lo que el paso en la carretera a Boquilla a la altura de los silos fue cerrado para todo tipo de vehículos.

Hasta el cierre de esta edición no se había informado sobre algún percance o si hay peligro de una nueva creciente.