Estado

Amenaza encierro el desarrollo cognitivo de los infantes

"Depresión y estrés por confinamiento complican la educación en casa", detalló Marisol Agredano

El Diario

De la Redacción/El Diario

sábado, 02 enero 2021 | 17:30

El estrés y la depresión provocados por el confinamiento podrían afectar el aprendizaje de infantes que en estos meses han llevado sus clases de manera virtual y redujeron sus interacciones sociales interpersonales al círculo familiar. 

Los padres juegan un papel importante para evitar la probabilidad de desfases y menor aprovechamiento, así como problemas a largo plazo ante estos diez meses de encierro, consideró la doctora Marisol Agredano, titular de la Dirección Médica Operativa del CRIT Chihuahua. 

“A través de una línea 01800 atendimos problemas de depresión y ansiedad por lo del confinamiento, en los adolescentes incluso irritabilidad. Precisamente también tenemos usuarios que tienen problemas cognitivos que con el confinamiento se agravan, eso es lo que registramos a través de la atención de nuestras psicólogas”, detalló. 

El CRIT que por algunos meses mantuvo sus servicios en línea, amplió en todo el país la atención virtual también a la población abierta, con lo que en estas llamadas sirvieron como referente para determinar las problemáticas a nivel psicológico más comunes en los hogares en medio de la pandemia. 

A esto se añade que en algunos casos las dinámicas familiares así como el rol de mentores educativos que debieron asumir padres han tenido consecuencias polarizadas entre lo positivas y lo negativo. 

“Realmente es muy variable, según nos señalaba la asesora pedagógica del CRIT, tenemos dos polos, uno en el que los padres se hicieron más autodidactas, donde ya no sólo se trataba de llevar a los niños a la escuela, sino que se involucraron con el programa, cuáles son sus objetivos, cuál es la manera en que los padres deben trabajar para cumplir los mismos. 

Eso es una aspecto positivo, el empoderar a los papás para que tengan una participación activa. 

En el polo opuesto hay muchos padres que, bueno tenían que trabajar o no tenían demasiado tiempo, es ahí donde puede venir un desfase escolar, y eso depende de los padres y los tutores de los niños”, puntualizó. 

Aunque actualmente es prematuro determinar si la pandemia tendrá consecuencias a largo plazo, algo que está claro es que en muchos menores experimentaron estados de ánimo perjudiciales a su capacidad de aprendizaje y la capacidad de sus tutores para apoyarlos en su educación. 

Si bien también es de considerarse el uso de aparatos electrónicos y constante uso de pantallas que podrían atraer problemáticas fisiológicas por la constante exposición a la luz o la posición a la hora de utilizar los aparatos, la experta consideró que se trata de herramientas en cuyos aspectos negativos se puede tener cierto control al corregir posturas o tiempos de uso. 

En lo que respecta a los usuarios del CRIT, se registró en algunos de ellos un desfase en su rehabilitación, esto al ser más complicado llevar a cabo las terapias en casa, sin embargo Agredano detalló que en lo general el regreso de quienes así lo han hecho ha sido un alivio luego de meses de encierro.