Estado

Amenaza quiebra a bancos

Advierte de riesgo el Centro Bancario mientras no termine la contingencia

El Diario

Manuel Quezada Barrón/El Diario

sábado, 04 julio 2020 | 16:00

El presidente del Centro Bancario del Estado de Chihuahua, Héctor Sada Márquez, dijo ayer que no puede descartar que otras instituciones financieras de México se vayan a la quiebra, como sucedió con el Banco del Ahorro Famsa. 

Dejó en claro que los ahorros que confiaron los chihuahuenses a esa institución están asegurados y los recuperarán a través del protocolo que tiene para ello el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB), con el uso de las garantías que reservó la empresa en cada crédito y con su capital. 

En todo el país, el Banco Ahorro Famsa manifestó el manejo de unas 580 mil 774 cuentas de ahorro a cuyos titulares tendrá que reintegrar su dinero; de esas, una cantidad indeterminada corresponde a pequeños ahorradores de la entidad. 

Sobre la posibilidad de que otros bancos caigan en quiebra en México, el presidente del Cbech planteó que no se puede decir que todas las instituciones están salvadas, ya que mientras no termine la contingencia y sus efectos como el desempleo, desaceleración económica y la falta de confianza de los inversionistas, entre otros, “no sabremos de qué tamaño es el agujero”. 

“¿Cuánto capital habrá que meterles a los bancos para poder subsistir y subsanar la grieta que va a dejar esto? Pues no sabemos mientras no termine todo esto”, indicó Héctor Sada. Advirtió que aquellas instituciones “que están dolidas” y las que no tengan capital para meterle a los bancos, “se oye mal, pero van a tronar”. 

El presidente del Cbech recordó que a causa de la pandemia y la desaceleración económica las instituciones financieras activaron una serie de programas en favor de los clientes, los cuales tendrán altos costos, ya que por 90 días o más aceptaron que millones de personas no les pagara sus créditos. 

Observó que otros clientes no se apegaron a los programas, pero de todos modos dejaron de cumplir sus compromisos y eso puede meter en problemas a las instituciones y llevarlos a la necesidad de inyectarle capital. 

Ejemplificó que Santander ya manifestó una inversión de capital por siete mil millones de dólares en el ámbito mundial para subsanar este tema y también BBVA Bancomer ya le metió mucho dinero. 

"Sin embargo, otros bancos o los socios podrían no tener esa capacidad o nivel de estos otros, y por ahí puede pasar algo, apuntó. Lo grave es que no hay apoyos para la liquidez de los bancos, aunque la Comisión Nacional Bancaria y de Valores dijo que ya dio siete mil millones de pesos, pero nadie sabe cómo. Sí dijo que había, pero no cómo los pidieran”. 

Planteó que, si bien las autoridades hacendarias de México afirman que la quiebra del Banco Ahorro Famsa no se debió a la contingencia, hay que recordar que ya tenía un problema de liquidez y capitalización y esto que se vive hoy en día lo hizo quebrar. Dijo que, por donde se quiera ver, la quiebra del referido banco se debió a un problema de liquidez y ya no daba para más. 

El presidente del Centro Bancario del Estado de Chihuahua indicó que se puede decir que esa institución no tenía la experiencia de los bancos grandes de pasar por contingencias fuertes; dejan crecer sus carteras por cobrar o vencidas y no les dan la importancia, y por ahí truenan. 

Consideró que una cantidad importante de ahorradores de Chihuahua pudieran estar dentro de las más de 580 mil cuentahabientes que tenía el Banco Ahorro Famsa, ya que era una institución de tienda y capto y prestó mucho a nivel menudeo, con tasas muy altas que llegan a ser impagables, y menos ahora que la gente no tiene trabajo 

En Chihuahua hay al menos 10 sucursales de Famsa con sus respectivos bancos en los que realizaba operaciones de captación de ahorro, otorgamiento de crédito y pago de pensiones, entre otros servicios. 

Finalmente observó que los bancos están muy cuidadosos de otorgar crédito y mejor se esperan a ver hasta dónde llega esta situación.