Estado

Amparo impide juicio oral a exjefe policiaco

Es hermano del titular de la Dirección Médica del Ichisal, Jesús Ramón Lozano Saucedo

Cortesía

De la Redacción/El Diario

viernes, 26 julio 2019 | 07:55

Chihuahua.- Debido a un amparo promovido por el exdirector de la policía municipal de Buenaventura Enrique L.S., el subjefe de la policía Héctor Manuel A.C. y el policía municipal Manuel Héctor A.S., acusados de la desaparición de Jesús Martín Miranda Cruz y Jesús Antonio Servín Ramos, es que el juicio oral en su contra no se ha podido celebrar y permanecen recluidos en el “cereso” estatal de Nuevo Casas Grandes.

Cabe señalar que, el exdirector de la policía municipal de Buenaventura es hermano del recién nombrado titular de la dirección médica del Instituto Chihuahuense de Salud (Ichisal), el urgenciólogo Jesús Ramón Lozano Saucedo.

Carlos Huerta, vocero de la Fiscalía General del Estado (FGE), manifestó que la dependencia se encuentra a la espera de que se resuelva el amparo para continuar con el proceso y mientras tanto continúan las investigaciones.

Los jefes policiacos fueron detenidos el 17 de noviembre del 2017, mediante una orden de aprehensión librada por un juez de control del Distrito Judicial Galeana y se les formuló imputación por el delito de Desaparición Forzada de Personas.

Durante la audiencia de vinculación, el Ministerio Público expuso que el 12 de Mayo del 2017 en la entrada al poblado de Buenaventura, por el rumbo de Ignacio Zaragoza, a la altura de una gasera, los agentes municipales detuvieron a las víctimas y a otra persona.

Las víctimas viajaban en una camioneta GMC Envoy, modelo 2002 y en un auto compacto, fueron trasladados a la comandancia donde fueron interrogados por el jefe de la policía Enrique L.S., posteriormente ordenó que la tercera persona detenida que acompañaba a las victimas fuera puesto en libertad, no así a las otras dos, quienes ocultaron su detención, pues no se hizo el registro de esta, ni se pusieron a disposición de otra autoridad.

La defensa de los presuntos responsables promovió un amparo, mismo que se encuentra en trámite para su resolución, y por lo tanto, el proceso penal se encuentra suspendido hasta que se resuelva dicho recurso jurídico.