Estado

Amplían fecha para regularizar ‘chuecos’

El plazo fue extendido hasta el 31 de diciembre

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Filas de autos en El Punto
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez / Una mujer espera en el vehículo durante el proceso

Mayra Selene González / Iris González / El Diario de Juárez

martes, 20 septiembre 2022 | 08:20

Ciudad Juárez.- La noche de ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la prórroga para la regularización de vehículos de procedencia extranjera, programa que concluía hoy 20 de septiembre, pero se extendió hasta el 31 de diciembre del presente año.

En los artículos transitorios, se indica que el decreto estará vigente hasta esa fecha y que se instruye a todas las dependencias y entidades de la administración pública federal para que, en el ámbito de su competencia, apliquen las facilidades administrativas para que los propietarios de vehículos usados de procedencia extranjera residentes en las entidades federativas de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila de Zaragoza, Durango, Jalisco, Michoacán de Ocampo, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Zacatecas lleven a cabo la regularización simplificada de los mismos.

También se instruye para que, en el ámbito de su competencia, actualicen sus sistemas electrónicos y se capacite al personal respectivo para llevar a cabo la regularización de vehículos usados de procedencia extranjera, con la mayor brevedad.

Asimismo, se instruye a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), a través del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Registro Público Vehicular), para que, en colaboración con las autoridades de las entidades federativas mencionadas, establezcan los módulos de inscripción vehicular para que los propietarios de autos usados de procedencia extranjera residentes en las entidades federativas a que se refiere el presente decreto lleven a cabo la regularización de los mismos cerca de su domicilio.

Igualmente, se instruye a la SSPC que exhorte a los estados para el otorgamiento de estímulos, condonaciones y exenciones, así como facilidades administrativas relativas a la expedición de placas y demás mecanismos para control vehicular de carácter local.

Se instruye también a la Agencia Nacional de Aduanas de México para que solicite el auxilio de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana a través del Registro Público Vehicular, en el desempeño de sus funciones únicamente para lo que se refiere al presente decreto.

El documento es firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador; la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez; el secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Eduardo Ramírez de la O, y por la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier Carrillo.

El pasado viernes el presidente municipal Cruz Pérez Cuellar había mencionado que, de no darse la prórroga, unos 30 mil vehículos en esta ciudad quedarían fuera del programa y que esperaría hasta el último momento una prórroga por parte del Gobierno federal.

Dijo que si bien muchas unidades no pudieron inscribirse en el programa por limitaciones, muchos otros no habían alcanzado cita.

‘Pasó el decreto presidencial por encima de las leyes aduaneras’

Antes de haberse hecho público la ampliación del programa de regularización, Nora Elena Yu, presidenta de la Asociación de Agentes Aduanales, lo calificó como un decreto presidencial que pasó por encima de las leyes aduaneras tanto mexicanas como de Estados Unidos

Recordó que los vehículos que entraron bajo este esquema no podrán ingresar a Estados Unidos debido a que no fueron dados de baja allá.

“Habrá que preguntar a la Aduana Americana qué se puede hacer”, expresó. 

Tampoco cuentan con un pedimento de importación, como lo establece la normativa mexicana.

Recordó que los Agentes Aduanales fueron sacados de este programa para abaratar costos y en su lugar se dejó a personal del Municipio.

“Esa fue una decisión de Gobierno Federal, quién tendrá que subsanar las cosas; nosotros ya sabíamos el problema que se iba a suscitar, que era un cuello de botella, porque era muy poca gente para hacer los trámites”, expresó.