Estado

Analizan transportistas ampararse contra nueva ley

Aseguran que les afecta en su patrimonio directamente

El Diario

De la Redacción/El Diario

viernes, 20 marzo 2020 | 17:02

Los transportistas se encuentran analizando la nueva Ley de Transporte aprobada por el Congreso del Estado para ver si se amparan ante la justicia federal, sin embargo hasta el momento no han tomado ninguna decisión.

La norma, aseguran, les afecta en su patrimonio directamente. Hay quienes tienen una concesión desde hace 45 años, que les fue heredada por sus abuelos, y con esta ley se lesiona la fuente de empleo, aseguró Doroteo Zapata, líder de la CTM, organización en la que se encuentran agremiados los camioneros que se manifestaron el miércoles pasado en el Congreso del Estado. 

Ante ello, Zapata anunció que existe la posibilidad de actuar por la vía jurídica, ya sea mediante amparo o con algún instrumento legal distinto. La queja primordial de los transportistas es que se reduce el tiempo de los permisos otorgados por el Estado para que brinden ese servicio público, al pasar de 15 a 10 años, con la obligatoriedad de una revisión de la concesión en ese mismo plazo y con la posibilidad de concursarlo nuevamente. 

Mientras tanto la herencia de facto se elimina para establecerse, según la nueva ley, en una preferencia pero en igualdad de condiciones con personas que también quieran prestar ese servicio en el estado de Chihuahua. 

De igual forma, en el gremio de taxistas no querían que la nueva norma regulara servicios como Uber y que los retirara de la entidad, no obstante la norma aprobada la noche del miércoles indica que esas empresas podrán seguir operando pero deben pagar un impuesto al Gobierno y cumplir con normas de seguridad básicas. 

Esos señalamientos los reiteraron la mañana del miércoles afuera del Congreso, mientras en el interior se aprobaba el documento en comisiones. 

Luego, por la tarde, minutos antes de la sesión de pleno para aprobarla por todos los diputados, los transportistas arribaron al edificio legislativo e irrumpieron con violencia, aunque luego se retiraron y la sesión continuó hasta que fue aprobada la nueva ley.