Estado

'Anhelo contarte todo lo que ha pasado en estos 11 años'

Nancy Iveth Navarro Muñoz desapareció el 13 de julio de 2011 en el centro de Ciudad Juárez cuando se dirigía a buscar trabajo

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 13 julio 2022 | 15:21

El 13 de julio de 2011, Nancy Iveth Navarro Muñoz salió de su casa para ir a buscar trabajo en el centro de Ciudad Juárez, pero 11 años después, su madre y su hija siguen esperando su regreso.

“Te sueño tanto, tanto, que ahora dormir se siente bien. Te Extraño tanto, tanto mi niña hermosa que anhelo verte abrir la puerta, abrazarte  y contarte  todo lo que ha pasado en estos 11 años”, le escribió hoy su mamá, Lucy Muñoz.

Sin ningún avance en la investigación de su paradero, la madre aguarda la esperanza de que la comunidad le proporcione algún dato sobre el lugar en donde se encuentra su hija, quien desapareció a los 18 años de edad.

 “Tal vez si las personas  que saben algo de ti supieran  todo por lo que hemos pasado  y lo que hemos sufrido, cómo nos invade la tristeza,  la ansiedad y la forma en que nos han dañado  por no saber de ti, tal vez entenderían que no merecías vivir esto; merecías ver crecer a tu hija, conocer a tus sobrinos, abrazar a tus hermanos, ver por última vez a tus abuelos, disfrutar a  tu familia y ver cómo tus padres siguen juntos”, agregó la madre quien cuida a su nieta mientras ambas esperan su regreso.

Nancy es la mayor de cuatro hermanos, cuando desapareció los menores tenían 4, 6 y 13 años de edad, y su hija tenía un año y medio, de quien estaba planeando su bautizo, por lo que quería trabajar.

Su mamá recuerda que el martes 12 de julio, andaban en la Zona Centro cuando vieron en un negocio de telas que buscaban empleada, y decidió que regresaría al día siguiente a llevar su solicitud de empleo. Así lo hizo el 13 de julio, cuando salió de su casa, ubicada al poniente de la ciudad, a las 11:00 de la mañana, y le dejó a su hija encargada a su mamá.

Desde entonces Nancy es buscada por las autoridades y por su familia, sin que se haya logrado dar con su paradero.

Nancy mide 1.50 metros de estatura, es de complexión delgada y tez blanca. Cuando desapareció tenía el cabello chino. Sus cejas son delgadas; los ojos grandes y rasgados.

Desde hace un año, la Comisión Estatal de Búsqueda (CES) difunde la progresión de su rostro, con el fin de que la comunidad pueda identificarla actualmente. Y también ofrece una recompensa de 200 mil pesos a quien ayude a dar con su paradero.

“Te extrañamos Nancy y todos los días te seguimos buscando”, aseguró hoy Lucy a su hija a través de redes sociales, en las que también difundió su rostro, con la esperanza de que le ayuden a encontrarla.