Estado
En el centro de detención

Antes de entregarse, extranjeros son despojados de su ropa

Por cuestiones sanitarias sólo les permiten lo que traen puesto y artículos de valor; muchos deciden cambiarse

Manuel Sáenz / El Diario de Juárez / Extranjeros avientan parte de sus pertenencias a contenedores

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 06 octubre 2022 | 13:21

Ciudad Juárez.— Debido a cuestiones sanitarias, los cientos de migrantes que cruzan diariamente la frontera entre Ciudad Juárez y El Paso para entregarse con los agentes de la Patrulla Fronteriza son despojados de la mayoría de sus pertenencias, ya que sólo se les permite mantener sus artículos de valor, religiosos y documentos personales. 

“Los artículos como ropa usada, mochilas, cintos y agujetas de zapatos son desechados por razones sanitarias”, explicó el agente de Compunción Estratégica de la Patrulla Fronteriza del Sector El Paso, Carlos Rivera.

Por ello, diariamente se observa cómo al llegar al nuevo puesto de operaciones instalado por las autoridades estadounidenses desde mediados de septiembre junto al muro fronterizo, los migrantes son despojados de casi todas sus pertenencias, las cuales ellos mismos echan en contenedores, por lo que muchos deciden cambiarse de ropa, calcetines o zapatos antes de tirar el resto a la basura. 

Al llegar a la zona en donde termina la barrera formada por barrotes de acero y alambre de púas, son recibidos por agentes de la Patrulla Fronteriza, de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), de Operaciones de Ejecución y Retirada del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE-ERO), Investigaciones de Seguridad Nacional (ICE-HSI) y de la Oficina de Prisiones, quienes trabajan en los límites de la frontera con el fin de mantener un proceso eficiente en el flujo de migrantes. 

Ellos mismos desechan sus cosas

Los agentes les explican que deben despojarse de casi todas sus pertenencias y les entregan grandes bolsas negras de plástico para que ellos mismos pongan en los botes de basura los artículos con los que no pueden quedarse. 

También les entregan una bolsa transparente más pequeña para que resguarden sus objetos de valor, por lo cual se quedan incomunicados mientras permanecen en custodia de las autoridades, hasta que son liberados de manera provisional o expulsados bajo el Título 42. 

“A los migrantes encontrados en el Sector de El Paso sólo se les permite mantener artículos de valor como joyería, teléfono y cargador, documentación, dinero y artículos religiosos. En el momento en el cual se hace un inventario de las pertenencias de los migrantes, al migrante se le entrega un comprobante para así poder reclamar sus pertenencias al salir de nuestra custodia”, informó Rivera. 

Aumentan encuentros en octubre

De acuerdo con la misma autoridad, durante septiembre el Sector El Paso mantuvo un promedio diario de mil 560 encuentros en la frontera, 650 de ellos de origen venezolano, pero durante el primer fin de semana de octubre la cifra fue de 2 mil 053 encuentros al día.

La mayoría cruzan el río internacional, llamado río Bravo del lado mexicano y río Grande en Estados Unidos, con maletas o mochilas, chamarras e incluso toallas o cobijas con las que han viajado desde que salieron de su lugar de origen. 

Debido a la gran cantidad de artículos que se acumulan diariamente, en el bordo estadounidense fueron colocados dos grandes contenedores en los que son depositadas todas las bolsas negras, los cuales frecuentemente son reemplazados con ayuda de un camión.