Estado

Aplazan resolver libertad de C. Duarte en EU

Jueza en Miami dejó pendiente resolver si César Duarte podrá enfrentar en libertar o arraigo domiciliario proceso de extradición a México

Víctor Fuentes/Reforma

jueves, 30 julio 2020 | 15:21

Ciudad de México.- Una jueza federal de Miami dejó pendiente resolver si César Duarte, ex Gobernador de Chihuahua, podrá enfrentar en libertad o arraigo domiciliario su proceso de extradición a México. 

Luego de una audiencia por videoconferencia de 2 horas y 25 minutos, la jueza Lauren Fleischer dio a los abogados de Duarte hasta el 4 de agosto para que presenten bajo sello múltiples pruebas que sostienen su petición de libertad bajo fianza.

El Departamento de Justicia, en tanto, tendrá hasta el 6 de agosto para responder. Presumiblemente, la jueza resolverá sobre la libertad de Duarte en una audiencia posterior, pero en la bitácora publicada por la Corte no aparece aún la fecha.

Fleischer también fijó el 31 de agosto como fecha límite para que los fiscales presenten su memorándum de extradición, a partir del cual se establecerá el calendario para el resto del proceso.

Los documentos que la jueza autorizó mantener sellados un año incluyen transcripciones de conversaciones grabadas en 2017, en las que un funcionario "del gabinete" del actual Gobernador Javier Corral afirma que éste protege al narcotráfico, y que la vida de Duarte corre peligro si regresa a Chihuahua.

"Estos documentos y pruebas deben quedar bajo sello para proteger al funcionario corrupto de represalias del Gobernador Corral. De hecho, dadas las descripciones que hizo sobre lo que pasará al señor Duarte si regresa a México, debería temer lo que Corral le hará si se revela que fue grabado informando sus verdaderos planes para el señor Duarte, sumado al hecho de que esencialmente describió al Gobernador Corral como un narcotraficante", dijo la defensa.

Otros documentos que se presentarán bajo sello serán la solicitud de asilo político que Duarte presentó en febrero de 2017, los papeles de su trámite para obtener la residencia permanente en Estados Unidos, y la lista de activos y propiedades que la familia del ex Gobernador estaría ofreciendo como garantía para una fianza.

Los abogados afirmaron ante la Corte que Duarte ha estado viviendo de manera pacífica en Estados Unidos desde hace más de tres años, que ha tenido contacto permanente con autoridades de ese país para entregarse voluntariamente de ser requerido, y describieron a su cliente como un perseguido político.

También acusaron al Departamento de Justicia de no mencionar a la jueza los contactos que Duarte ha tenido con autoridades estadounidense, a las que, afirman, mantuvo informadas sobre su situación legal y domicilio.

Los fiscales se oponen tajantemente a que Duarte sea liberado durante el proceso, y presentaron el 24 de julio declaraciones recientes de dos ex subordinados del priista ante la Fiscalía General de Chihuahua, según las cuales éste los amenazó si declaraban en su contra.

Duarte, preso desde el 8 de julio en el Centro de Detención Federal en Miami, es requerido por México para responder por cargos de asociación delictuosa y peculado de 96 millones de pesos, por desvíos del erario a dos de sus empresas entre 2011 y 2014.