Estado

Aprehenden ahora a 9 estatales

Acusados, nuevamente, por abuso de autoridad, robo agravado y extorsión

De la Redacción

domingo, 10 octubre 2021 | 07:41

Ciudad Juárez— Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), pertenecientes al grupo de Órdenes de Aprehensión, ejecutaron la noche del viernes pasado un mandamiento judicial contra nueve agentes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), acusados, nuevamente, por abuso de autoridad, robo agravado y extorsión, informó el fiscal general Roberto Javier Fierro Duarte.

Los agentes recapturados son Francisco Javier H. L.; José Luis C. C.; José S. L.; José Antonio R. G.; Julián Antonio G. A.; Manuel G. C.; Ricardo G. C.; Cristóbal Isaac A. V., y Luis Alfredo A., los cuales  serán procesados judicialmente otra vez por una segunda denuncia en su contra. Los policías estatales sólo enfrentaron cargos por abuso de autoridad y robo agravado, explicó Ericka Jasso, quien fue la fiscal de Asuntos Internos de la Fiscalía General del Estado. 

“Yo les prometí que antes de que llegara navidad iban a salir y se los cumplí”, compartió la abogada que asesoró a sus clientes durante los 16 meses que permanecieron en prisión. La orden de aprehensión contra el personal operativo de la CES, fue ejecutada al momento de  abandonar el Cereso, tras ser liberados por el juez de Control Antonio Coss Araujo, en la audiencia final, explicó el fiscal Fierro Duarte.

El abogado no precisó si esta resolución implica que el asesinato de José Ángel Magaña Monge quedará impune, ante una deficiente integración de la carpeta de investigación de sus antecesores. 

“La Fiscalía nunca fincó cargos por homicidio, sólo por abuso de autoridad”, aseguró Jasso. 

Fierro Duarte  explicó que la nueva acusación que enfrentan los policías estatales es por los delitos de extorsión, abuso de autoridad y robo, probablemente cometidos en perjuicio de cuatro integrantes de una familia, a los que supuestamente privaron de la libertad y mantuvieron incomunicados para presionarlos y exigirles dinero, explicó el funcionario.

En la audiencia final, el juzgador consideró que se desvaneció la acusación porque no compareció la parte acusadora (huyeron de la ciudad tras el asesinato y amenazas) y el abogado particular no aportó mayores elementos de prueba, se informó.  Hasta el cierre de esta edición continuaba la audiencia de formulación de imputación contra los nueve detenidos ante el juez  Javier Ortiz Beltrán.