Estado

Ardió maquila por 4 horas

Incendio consume patio de almacenamiento

Cortesía: Reynaldo Lara

Luz del Carmen Sosa, Mayra González, Berenice Gaytán
El Diario de Juárez

domingo, 18 julio 2021 | 07:21

Ciudad Juárez.- Después de cuatro horas de luchar contra el fuego, elementos del Heroico Departamento de Bomberos lograron controlar el incendio que se registró ayer por la tarde en el patio de almacenamiento de la maquiladora BRP ubicada en la avenida Santiago Troncoso y bulevar Independencia.

La conflagración, al suroriente de la ciudad, concentró a todas las corporaciones de emergencia ya que el fuego amenazaba con extenderse debido a que las explosiones no cesaban. Unos 300 integrantes de cuerpos de Rescate y Seguridad Pública participaron en el combate al fuego.

“Las pérdidas para la empresa son millonarias, pero no hubo un solo lesionado y la planta puede trabajar nuevamente porque se salvó del fuego. No se quedarán los trabajadores sin su fuente de ingresos, dijo el titular de la Dirección Municipal de Protección Civil, Efrén Matamoros Barraza.

Carlos Ortiz, coordinador de comunicación de la empresa BRP en esta frontera, confirmó que “todos nuestros empleados están a salvo. Fueron evacuados a tiempo y no se han reportado heridos”.

gregó que no hubo daños a las instalaciones de fabricación ya que los bomberos llegaron al lugar rápidamente, aunque indicó que oficialmente se desconocían las causas del incendio.

De acuerdo a la página de Internet de la empresa BRP, la planta 2 se estableció en Ciudad Juárez en 2016  y se dedica a fabricar vehículos todoterreno SSV Can-Am, uno de los modelos más populares en el mundo de este tipo de automotores.

Fabrica componentes relacionados y produce accesorios SSV como parachoques, bastidores y soportes. Desde 2017, la compañía casi duplicó su capacidad en términos de unidades por hora en la instalación de Juárez 2.

Llamas y detonaciones

Fue aproximadamente a la 1 de la tarde cuando se reportó la primera explosión en la planta número 2 de BRP, sin embargo, al paso de las horas las detonaciones continuaban en el lugar y las llamas cada vez eran más fuertes.

Empleados de la planta mencionaron que el siniestro inició en el área de almacén, al parecer en un vehículo que ya estaba empaquetado y que una vez que sonaron las sirenas, los aproximadamente mil 500 trabajadores que se encontraban en el lugar fueron evacuados rápidamente.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) y de la Coordinación de Seguridad Vial cerraron las calles Fray García de Arriaga e Independencia, Tarahumaras  y Troncoso, Puerto Obaldía y Troncoso, Mesa Central y Antonio de Arteaga, en los alrededores, para evitar el paso de vehículos y peatones, dijo José Sánchez, vocero de Seguridad Vial.

Agregó que el tráfico regresó a la normalidad luego de permanecer más de cinco horas desviado a causa del siniestro.

Mientras las columnas de humo negro rápidamente se hicieron visibles en toda la ciudad, familiares de los trabajadores intentaban acercarse al área asegurada, algunos en medio del llanto para tratar de tener información sobre ellos, sin embargo los agentes policiacos les informaron que todas las personas habían sido sacadas del lugar a tiempo.

En el lugar se observó una pipa, una cisterna y al menos dos máquinas extinguidoras del Departamento de Bomberos, bomberos voluntarios del Comité Local de Ayuda Mutua (CLAM) del aeropuerto Abraham González y de la empresa maquiladora Bosch, quienes  se sumaron a las labores de contención del incendio.

Se concentraron en la zona cientos de policías de diferentes corporaciones y elementos del Noveno Regimiento de Caballería Motorizado.

También fueron evacuados los habitantes del fraccionamiento Jardines de San Francisco, el cual se encuentra a espaldas de la empresa.

En la planta se consumieron cajas de tráiler con vehículos todo terreno y algunas cuatrimotos que se hallaban en el área de despacho de exportación, explicó un trabajador de Protección Civil.

Empleados, consternados

Observando las enormes columnas de humo negro mientras se escuchaban las explosiones en el interior de la planta BRP 2, un trabajador del lugar lamentaba los hechos.

José Atayde, quien trabaja como montacarguista, aseguró que al momento de la explosión unos mil 500 trabajadores se encontraban en el interior pero en el instante en que sonó la sirena todos salieron rápidamente.

Dijo que lo que se escuchaba que explotaba en el interior eran decenas de vehículos que ya estaban terminados.

Con la voz entrecortada mencionó que lo que observaba era una escena triste. “Dios quiera que no nos quedemos sin trabajo”.

Esfuerzo

Matamoros Barraza sufrió una baja de azúcar mientras encabezaba las acciones para contener las llamas que amagaban con extenderse a la planta. Pidió al comandante de Rescate que lo acompañara mientras daba instrucciones.

“Empecé a ver nublado –y no era por el humo– dijo risueño. Apenas me iba a sentar a comer cuando me avisaron y acudí de inmediato al llamado, en un momento pensé que me iba a desmayar pero me atendieron de inmediato con suero y un refresco para que todo volviera a la normalidad”, narró desde su hogar el hombre que no dudó en estar al frente del personal para combatir uno de siniestros más aparatosos registrados este año.

“A mí en lo personal no me gusta perder y menos ante el fuego. Mi primer pensamiento es que ahí es un centro de trabajo que es importante para que la gente siga en pie y me queda claro que si el fuego llegaba a la planta, muchos trabajadores iban a resultar afectados por la falta de trabajo”, narró Matamoros.

Con la idea clara de trabajar al máximo para que la empresa BRP resultara lo menos dañada posible, se creó un muro de agua para que las instalaciones de la planta no ardieran.

Bomberos y el cuerpo de brigadistas de la empresa BRP se unieron para conformar la muralla de agua. Al esfuerzo se sumaron bomberos voluntarios del CLAM del aeropuerto Abraham González y de la maquiladora Bosch.

Afuera, elementos de la Coordinadora General de Seguridad Vial, Secretaría de Seguridad Pública Municipal, la Comisión Estatal de Seguridad y la Guardia Nacional apoyaban dirigiendo el tráfico, apoyando a los trabajadores evacuados, informando a los vecinos e hidratando a los bomberos.

De momento no se tiene una estimación de los daños sufridos en el siniestro, así como del agua potable empleada para sofocar las llamas. Matamoros Barraza confía en que este mismo día entreguen las instalaciones y la empresa pueda iniciar la limpieza, mientras la Fiscalía General del Estado indaga las causas.