Estado

Arman masacre para escape de ‘Mexicles’

Sustracción del líder criminal Ernesto Piñón De la Cruz deja un saldo de 10 custodios y siete reos muertos y al menos 27 evadidos

De la Redacción/El Diario

lunes, 02 enero 2023 | 08:01

Ciudad Juárez.– El primer día del 2023 quedó marcado por una fuga masiva de reos que movilizó a las distintas corporaciones policiacas y que dejó como saldo 17 muertos (10 custodios y 7 reos), 13 heridos y al menos 27 reos evadidos, según datos de la Fiscalía General del Estado (FGE); para recuperar el control del penal fue necesaria la intervención de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Ernesto Alfredo Piñón De la Cruz, líder del grupo delictivo “Los Mexicles”, se fugó del Centro de Reinserción Social (Cereso) número 3, en el segundo intento realizado en menos de cinco meses, ya que el 11 de agosto del 2022 ocurrió el primero, según versiones extraoficiales.

Ciudad Juárez– yer por la noche el personal del Cereso 3 informó a familiares la lista de siete internos fallecidos dos fueron identificados por los apodos de “Charly” y “La Botarga”, ambos del Área 4 después enlistó a Christián R. N., José Luis Bolívar García, Mario Enrique Falcón, Jorge César Lares Nicolás y César ega Muñoz, quien era mano derecha de “El Neto” y trascendió inicialmente que se habían fugado juntos.

Aún no se precisa cómo fallecieron los internos.

En tanto, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) abatieron a dos presuntos delincuentes, incautaron 17 armas largas, cuatro armas cortas, diversos vehículos, equipo táctico, más de 990 cartuchos útiles y lograron la detención de cinco personas en dos enfrentamientos previos a la fuga, que fueron calificados como distractores.

“Fue un acto perfectamente planeado”, aseguró un mando de la SSPM.

Inicia crisis a las 6:10

“A las 7 llegaron hombres jóvenes armados, rodearon las casas, los perros ladraron. Rodearon por Barranco Azul y Casa de Janos en diferentes vehículos y se metieron al Cereso, rafagueando desde la calle”, narró un vecino de la colonia Toribio Castillo.

Y agregó “yo vi varios vehículos, como unos ocho vehículos diferentes, empezó a bajar gente armada, mocosillos, muy mocosillos, rodearon las casas y desde media calle iban disparando al aire, para que los que estaban esperando visitas se retiraran, después por las cámaras los vi entrar al Cereso hubo muchos hombres armados rodeando el área”.

Aunque el testigo dijo que el comando armado llegó a las siete de la mañana, el reporte de policías refiere que la fuga ocurrió a partir de las 06 10 horas y todo ocurrió en 10 minutos.el vecino sostuvo que “el Ejército tardó como 30 minutos en acercarse al penal y la Policía también”.

Policías de Seguridad y Custodia Penitenciaria narraron a El Diario que el grupo armado aprovechó la visita de los familiares de los reos para burlar la seguridad del Cereso 3.

Dispararon en general y dos personas (visitantes en el penal) resultaron heridas de bala. Luego fueron asesinados dos custodios en la caseta del acceso principal. El grupo armado llegó a la Aduana para dirigirse a las áreas 1 y 5. Específicamente a la celda 2 del pasillo uno, en el módulo 18 del Área 5, donde esperaban “El Neto” y “El Chilín”.

Trascendió que los custodios fueron sometidos y maniatados para luego ser fusilados.

Las víctimas fueron identificadas por la Fiscalía General del Estado (FGE) como Manuel Rodríguez Soria, Carlos Santiago Padilla Silva, Abel Juárez Hernández, íctor Hugo Rivera Meraz, Carlos Ernesto Salinas Bañuelos, José Ausencio Pérez Puentes, Jaime Arciniega Alvarado, Guadalupe Gámez Galán, Domingo Trejo Serrano y Edgar Omar Hernández García.

Con los objetivos asegurados, el grupo armado salió al estacionamiento donde los choferes esperaban y luego huyeron por varias calles de la ciudad. Tras ellos, al menos 27 internos más aprovecharon la confusión y la falta de seguridad para escapar, informaron investigadores de la FGE.

La Fiscalía de Distrito Zona Norte reportó que cinco de las víctimas eran “Mexicles” del Área 5. Existe la versión de que los reos asesinados fueron privados de la vida cuando los militares retomaron el control del penal.

Dentro del penal 13 personas resultaron heridas por arma de fuego, sin que se haya precisado por la autoridad si fueron heridos durante la fuga masiva o cuando ingresó el personal militar.

Aprovechan crisis para escapar

Tras la liberación de “El Neto”, un grupo de reos aprovechó para salir del penal y despojó de manera violenta a 6 personas de sus vehículos, reportó la SSPM.

Uno de los vehículos, un Hummer blanco H2, le fue arrebatado con violencia a una mujer que iba junto con su pequeño hijo, en el bulevar Zaragoza y el eje vial Juan Gabriel, informó un mando de la corporación preventiva.

arios hombres de vestimenta gris se le metieron al frente a la mujer de nombre Cinthia A., de 40 años, y la obligaron a entregar la camioneta modelo 2004, para escapar a toda velocidad.

Otro auto le fue arrebatado a un conductor Uber, en el eje vial Juan Gabriel y Barranco Azul, donde se subieron al menos cinco personas, todas ellas con vestimenta de color gris, indicó el informante.

Otra pareja de adultos fue despojada de su camioneta Chevrolet azul modelo 2009 y los dejaron a pie, en el eje vial Juan Gabriel, cerca del fraccionamiento illas Colonial.

El conductor de un Jeep Commander que se dirigía a ejercitarse a un gimnasio también fue despojado de su vehículo cuando circulaba por la calle Barranco Azul, cerca de una gasolinera que se encuentra frente a los juzgados penales, refiere el reporte policial al que tuvo acceso El Diario.

Ataques simultáneos, distractores

De manera simultánea, la Secretaría de Seguridad Pública (SSPM) sostuvo dos enfrentamientos que fueron considerados como distractores por parte de los agentes preventivos. La primera persecución, de una camioneta Ford Explorer negra, con placas del estado de Morelos, inició en la calle alle del Sol, rumbo a calle Neptuno, donde fueron observadas personas armadas. Sus tripulantes no detuvieran su marcha y dispararon en contra de los oficiales, quienes repelieron la agresión, en el lugar fueron detenidas cinco personas y se aseguraron siete armas largas, dos armas cortas, cinco chalecos blindados, 737 cartuchos útiles de diversos calibres y dicha camioneta blindada.

Los detenidos se identificaron como supuestos integrantes de “Los Mexicles”, y ahora enfrentan cargos por homicidio en grado de tentativa, portación ilegal de armas de fuego y delincuencia organizada, informó la SSPM.

Otro hecho violento ocurrió cuando atendieron una alerta donde reportaban a dos sujetos armados a bordo de una camioneta de la marca Hummer, color blanco, que realizaron detonaciones a las instalaciones del Cereso.

La unidad fue localizada en el eje vial Juan Gabriel, rumbo a la Carretera a Casas Grandes y al marcar el alto a los tripulantes, éstos abrieron fuego en contra de los policías municipales, generándose una persecución, la cual culminó en la colonia Granjas Santa Elena, donde descendieron de la camioneta dichos sujetos disparando contra los oficiales de nueva cuenta, quienes al repeler la agresión abatieron a los dos masculinos, informó la SSPM.

También fue asegurado un auto de la marca Toyota Yaris, color rojo, reportado como robado con lujo de violencia en el cruce de las calles Francisco . Madero y eje vial Juan Gabriel, mismo que contenía en su interior cuatro armas largas, nueve cargadores, 370 cartuchos útiles y tres chalecos blindados. En las calles Paloma y Casa de Janos, en la colonia Toribio Ortega, se aseguró un arma larga, un arma corta y equipo táctico.

Asimismo, en el cruce de las calles Oasis de Escocia y avenida De la Paz, se localiza y asegura un auto de la marca Chrysler 300, color arena, que contenía en su interior tres armas largas, dos armas cortas, tres chalecos blindados y equipo táctico. Detenidos, armas y autos fueron consignados ante el Ministerio Público.

Familias exigen información

Personal del Tribunal Superior de Justicia del Estado que laboraba dentro del Cereso 3, así como el administrativo y la visita fueron retirados de las instalaciones del penal.

Sin embargo, en el caso de los familiares, fueron retenidos por soldados que los mantuvieron encañonados en el área de Aduana, denunciaron familiares.

Mujeres y hasta unos 10 niños permanecieron sometidos por el personal militar, que no les permitió salir del área, pese a que contaban con los gafetes expedidos por el propio penal.

Frente a la calle Barranco Azul, la situación era crítica, decenas de personas esperaban información.

La madre de uno de los internos aseguró que lo poco que sabían es que personal militar mantenía fuera de sus habitaciones a los presos y sentados en cada uno de los patios, donde no los dejan ir al baño ni pararse.

Otra madre aseguró escuchar gritos y detonaciones de arma de fuego al interior del penal.

Posteriormente, el Gobierno del Estado difundió fotografías de los reos sometidos, en cuclillas o acostados afuera en los patios.

Los reos lesionados, que en total fueron 13 según la Fiscalía de Distrito Zona Norte, fueron identificados como dgar Benjamín M. A., quien presentó una herida en hemitórax José Ricardo O. A., con herida en región maxilar, Juan C. M., con herida en región testicular y Marcos R. G., con herida en región dorsal bilateral, ellos fueron trasladados al Hospital General.

En la enfermería del Cereso fueron atendidos Eduardo Y. R., por herida en brazo derecho y en la cabeza Ramón G. D., por herida en la mano derecha Alfredo A. R., herida en pierna con fractura expuesta Manuel S. S., herida en pie izquierdo Manuel R. M., con herida en muslo derecho y Josué S. M., con herida en cuello y tórax.

Posteriormente paramédicos de URGE trasladaron a más lesionados al Hospital General en medio de un fuerte dispositivo policiaco.

Militares toman el control

Luego de la evasión, los reos dentro del penal intentan iniciar un motín, por lo que custodios permiten el ingreso a militares.

Fueron elementos de la Sedena los que sometieron a los reos que se amotinaron y tras asegurar la escena del crimen ingresó el Ministerio Público, que ordenó a los peritos realizar el levantamiento de los cuerpos que permanecieron por horas en el sitio donde los acribillaron. Elementos del Noveno Regimiento Caballería Motorizado realizaron un cateo donde encontraron 10 armas largas, droga, botellas con bebidas alcohólicas y diversos lujos que tenía el líder de “Los Mexicles” en su celda, como una televisión de plasma, entre otros.

“Tenían un arsenal no se habían escapado porque no querían e hicieron resistencia en dos áreas al momento de que ingresamos tras la balacera de esta mañana”, dijo la fuente consultada, cuya identidad reservó El Diario por seguridad.

Afuera del Cereso 3, los militares emplearon inhibidores de la señal de telefonía celular, mientras Seguridad ial cerró las calles aledañas al penal la visita que ingresó previamente fue desalojada horas después.

Versión oficial

Por la tarde, la Fiscalía General del Estado dio a conocer que fue implementado un operativo estratégico en el que participaron la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Agencia Estatal de nvestigación, Ejército Mexicano y Guardia Nacional.

“De acuerdo con las primeras indagatorias, alrededor de las 7 00 horas, sujetos con armas de fuego y a bordo de vehículos blindados, arribaron al centro penitenciario, donde dispararon a los oficiales de seguridad”, cita el boletín de prensa.