Estado

Arremete Corral personalmente también contra notario

Luego de las declaraciones por los supuestos recibos firmados por él y que vinculan a Maru denominada 'nómina secreta'

Miguel Silva/ El Diario

miércoles, 10 febrero 2021 | 13:00

Chihuahua.- El gobernador Javier Corral Jurado arremetió en contra del notario Luis Raúl Flores Sáenz titular de la Notaría Pública Número Cuatro de la ciudad de Chihuahua, luego de las declaraciones que hiciera en torno a los supuestos recibos firmados por él y que vinculan a la precandidata del PAN al gobierno del estado en la denominada “nómina secreta”.

Ayer, a través de las plataformas digitales del gobierno estatal, Corral Jurado afirmó que la actuación del notario obedece a los intereses políticos y la relación que tiene con el exgobernador César Duarte y diversos funcionarios que han sido vinculados a procesos bajo la llamada operación justicia para Chihuahua, pues indicó que el notario dio fe pública para la constitución de diversas empresas “fantasma” que se constituyeron durante la pasada administración estatal para el desvío de recursos públicos.

En este sentido, el mandatario informó que, la Fiscalía General del Estado (FGE) presentó una denuncia ante la Secretaría General de Gobierno y el Registro Público de la Propiedad del Notariado en contra de Luis Raúl Flores Sáenz, titular de la Notaría Número Cuatro de esta ciudad, quien dijo desconocer haber firmado recibos de pago relacionados con la denominada “nómina secreta”.

Con esto, se inicia un proceso administrativo en contra del notario Flores Sáenz, el gobernador aseguró que se realizaron pruebas de grafología a los recibos y se cotejaron con los registros que se tienen y se pudo demostrar que sí es la el gobernador. firma del notario la que está plasmada en esos comprobantes.

Corral Jurado cuestionó la actuación del notario Flores Sáenz y sus declaraciones al indicar que de ninguna manera la falsificación de sellos y firmas notariales son una práctica común en el estado de Chihuahua y que, de acuerdo con la Ley del Notariado, de haber sido así, el notario estaba obligado a denunciar esta irregularidad.

“Es absolutamente falso que sea práctica común que se falsifiquen las firmas de los notarios, puede suceder en algunos casos, pero no es práctica común y no debemos permitirle a nadie que por defesa de intereses se lleve entre las patas a la función notarial”, expresó.