Estado
Cruce internacional Jerónimo-Santa Teresa

Aseguran más de 4 mil pastillas tramadol

La CBP incautó también 10 rollos de mortadela de cerdo

Cortesía CBP / Lo decomisado por los agentes
Cortesía CBP / Lo decomisado por los agentes

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

viernes, 26 agosto 2022 | 21:42

Ciudad Juárez.— Oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos aseguraron en el cruce internacional Jerónimo-Santa Teresa 4 mil 600 pastillas de tramadol y 90 libras (40 kilos) de mortadela de cerdo, debido a que ambos productos tienen prohibido su ingreso al país. 

A través de un comunicado de prensa, CBP informó que el decomiso se realizó el 25 de agosto a una ciudadana estadounidense de 34 años de edad quien dijo que no llevaba nada prohibido, pero en la revisión el agente encontró 92 botellas que contenían las 4 mil 600 pastillas de tramadol, una sustancia controlada. 

La búsqueda también arrojó 10 rollos de mortadela de cerdo prohibido que estaban escondidos debajo de los asientos del vehículo, cuyo peso total fue de 90 libras.

“Es importante que los viajeros se eduquen sobre qué productos pueden ingresar legalmente. E incluso si creen que un artículo está permitido, los viajeros deben declarar todos los artículos que transportan desde el extranjero para evitar multas y sanciones”, dijo el director de CBP en el puerto de Santa Teresa, Tony Hall. 

Explicó que “la mortadela mexicana es un producto prohibido porque está hecha de carne de cerdo y tiene el potencial de introducir enfermedades animales foráneas en la industria porcina estadounidense”. 

Se dijo que la mujer recibió una sanción civil y la mortadela fue incautada y destruida por especialistas en agricultura de CBP según las regulaciones del Departamento de Agricultura (USDA), mientras que el medicamento fue asegurado. 

“A CBP se le ha encomendado hacer cumplir cientos de leyes para otras 40 agencias gubernamentales, como el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, el Departamento de Agricultura y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Estas agencias exigen que no se permita la entrada de artículos peligrosos a los Estados Unidos. Los oficiales de CBP siempre están en los puertos de entrada y asumen la responsabilidad de proteger a Estados Unidos de todas las amenazas”, informó. 

Informó que el Departamento de Agricultura y el Departamento de Seguridad Nacional son socios en el esfuerzo por proteger la agricultura estadounidense contra la introducción de plagas y enfermedades en los puertos de entrada, por lo que los artículos agrícolas prohibidos no declarados serán confiscados y sus portadores pueden recibir una sanción civil por no declarar.