Estado

Así celebró María sus 100 años

Su familia le preparó una fiesta, y con un bello atuendo luce orgullosa para la fotografía

Martin Ortiz Mares/El Diario

sábado, 29 mayo 2021 | 15:29

Delicias.- Con una sonrisa de satisfacción, María Hernández de Salcido llegó al centenario de vida, motivo por el cual su familia le preparó una pequeña reunión en la que orgullosa se vistió con sus mejores galas para tomarse muchas fotografías con su gente que la quiere y la protege.

“Soy una mujer de fe, gracias a Dios formamos una gran familia que me cuida y me apoya por lo que no le tengo miedo a la muerte”, comentó doña María, después de que el día viernes 21 tuvo su cumpleaños número 100.

María Hernández es la segunda hija de siete hermanos, que nacieron en el estado de Texas, Estados Unidos.

A los 8 años de edad, sus padres que eran originarios de la Laguna decidieron regresar a México y se instalaron en Saucillo donde se dedicaron a labores agrícolas durante 15 años.

En la década de los cuarenta, en los primeros años de la pujante Delicias, esta familia llegó, se instaló e hizo su vida; María por enseñanzas de su madre se dedicaba a la alta costura confeccionando trajes de novia, por lo que fue ocupada en la tradicional Casa de la Novia, donde estuvo durante 6 años cuando decidió casarse.

Su marido fue el primer tornero de la ciudad, Lorenzo Salcido, conocido como “La Gringa” por ser güero y tener los ojos azules, con el que procreó a su único hijo Francisco Salcido Hernández que al paso de los años se recibió como médico en la ciudad de Guadalajara y se ocupó durante muchos años en la clínica del ISSSTE y en su consultorio particular en esta ciudad. Después de casarse tuvo 2 hijas, nietas de la señora María Hernández.

Doña María y Don Lorenzo, tuvieron la oportunidad de viajar mucho, incluso utilizaban en esos tiempos el ferrocarril de pasajeros, por lo que al preguntarle a la cumpleañera como considera que fue su vida, dice que fue muy feliz.

Recibida por su hermana Damaris Hernández de 91 años, que también es una persona muy fuerte, así como por sus hijas y las sobrinas de los otros 5 hermanos ya fallecidos, María Hernández de Salcido al cumplir el centenario de vida dijo sentirse muy plena.

No padece ninguna enfermedad, come sus 3 comidas al día, lee el periódico y la biblia y se siente muy arropada por su familia que la protege y la cuidan con gran cariño.