Estado

Atiende brigada a migrantes en el bordo

Ofrecen consulta médica a 300 personas y aplican 120 vacunas contra la influenza

Manuel Sáenz / El Diario de Juárez / Una mujer recibe el biológico contra la influenza

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

jueves, 03 noviembre 2022 | 07:40

Ciudad Juárez.- Una brigada de médicos y enfermeras de la iglesia cristiana Comunidad Olivo llegó ayer hasta el bordo del río Bravo para atender la salud de los cientos de migrantes venezolanos que duermen desde hace días a la intemperie frente a Estados Unidos. 

“Nuestro llamado consideramos que es atender la necesidad de las personas y más las que están en situación vulnerable, y hoy qué más vulnerabilidad que ellos que viven literalmente aquí en el río; traemos más de mil platillos de comida, atención médica, una campaña de vacunación contra la influenza, ropa y más insumos para las necesidades que ellos tienen”, informó Francisco Gómez, de la agrupación Manos y Pies, de la iglesia cristiana. 

Mientras que un equipo de voluntarios repartía mil burritos y los demás artículos, el personal de la salud se instaló bajo una carpa, en donde finalmente atendieron a 300 personas con consulta médica y aplicaron 120 vacunas contra la influenza. 

“Lo que estamos viendo más son patologías propias del clima, cuadros respiratorios, altos, bajos, es lo más común. O enfermedades que ya traían los pacientes, no traen medicamento y vienen a buscar si lo tenemos”, informó el doctor Joaquín Andrés Gutiérrez Sandoval. 

Explicó que las condiciones por las que han pasado en su travesía ha afectado su sistema inmunológico, lo que se ha sumado a que infecciones virales y bacterianas hagan un mayor efecto, debido a que “una persona mal nutrida, desgastada físicamente, durmiendo mal, emocionalmente deprimida o con ansiedad” tiene mayores efectos en su salud.

La enfermera Juanita Muñiz fue una de las encargadas de dar la primera atención a los cientos de venezolanos que se formaron para que les tomara la presión y los canalizara con los médicos. 

“El malestar más profundo es la gripe, malestares de garganta. También traen problemas estomacales, por no comer bien, pero dentro de lo que cabe están bien, viene gente desde niños hasta adultos mayores y mujeres embarazadas”, informó. 

El medico Roberto Avitia, de 36 años, dijo que aunque no pertenece a Comunidad Olivo, fue invitado a ayudar a los migrantes y decidió sumarse a la brigada, en la que principalmente atendió enfermedades respiratorias, pero observó que por deshidratación, algunos presentaron diarreas e infecciones intestinales. 

A la comunidad que desea apoyarlos, pidió contactarlos a través de Comunidad Olivo en las distintas redes sociales, en donde pueden dejarles su número de teléfono para ponerse en contacto. 

Servicios de ayer 

300 consultas

120 vacunas aplicadas