Estado

Atienden en albergue filtro al menos a mil migrantes durante contingencia

Expertos sugieren a otras fronteras del país replicar el modelo de acción del Espíritu Santo

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Agente del Instituto Nacional de Migración ayuda a mujer y niño

Hérika Martinez/ El Diario de Juárez

martes, 08 septiembre 2020 | 12:27

Ciudad Juárez.- Alrededor de mil migrantes han sido alojados en el “albergue filtro” Espíritu Santo de Ciudad Juárez durante la contingencia de salud por el nuevo coronavirus (Covid-19), informó el coordinador de Atención a Migrantes del Consejo Estatal de Población (Coespo), Dirvin García.

Se trata de un espacio que abrió sus puertas a principios de abril con el objetivo de evitar la propagación del virus entre la población alojada en la Red de Albergues de Ciudad Juárez.

El albergue fue “la primera respuesta local para enfrentar los efectos de la pandemia entre la población migrante… cuando los efectos iniciales del Covid-19 se hicieron presentes en la ciudad. El primer proyecto se dio al interior del grupo de coordinación interinstitucional que ha colaborado para enfrentar la contingencia migratoria que comenzó desde octubre de 2018, en específico dentro de la Comisión de Salud y Migración”, destaca el documento “Flujos Migratorios y Covid-19. La experiencia de los espacios filtro y de tránsito en Ciudad Juárez”.

El documento elaborado por expertos en migración de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) y El Colegio de Chihuahua (El Colech), sugiere a otras fronteras del país replicar el modelo de acción en esta frontera.

“La respuesta –del albergue filtro– se tradujo en acciones encaminadas a restringir la entrada, reducir la capacidad y establecer protocolos de atención para la red de albergues de Ciudad Juárez y el Centro de Integración del Migrante, con el establecimiento de espacios filtros epidemiológicos, de tal manera que se pudieran minimizar los riesgos asociados a la pandemia”, explican los investigadores.

El esfuerzo fue convocado por Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Centro de Atención Integral a Migrantes (CAIM) y se llevó a cabo en el albergue Espíritu Santo, ubicado en la zona suroriente de la ciudad. 

Dicho espacio que atiende a todo tipo de poblaciones migrantes, aunque entre las personas apoyadas la gran mayoría son familias extranjeras recién llegadas. 

Tiene una capacidad máxima de 116 personas, distribuidas en 11 cuartos, cuenta con 13 baños y 11 regaderas, servicio de agua, luz, gas e Internet, una cocina y comedor que sirve tres comidas al día, no cobra por servicio y se permite la permanencia de 14 días. 

“Ante la necesidad de ampliar la capacidad de atención instalada, el personal de la oficina de terreno de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Ciudad Juárez manifestó que los recursos con que se contaba para apoyar este albergue, a través de la eventual instalación de carpas e infraestructura, mostraron que el costo-beneficio de la inversión no era viable, en la medida en que la demanda crecía inevitablemente y ante el hecho de que las evidencias a nivel global y local mostraban que el horizonte de contagio se estaba propagando exponencialmente”, por lo que el 9 de mayo abrió sus puertas de manera temporal en la ciudad el hotel filtro.

Ambos espacios operan actualmente en Ciudad Juárez, pero mientras que en el hotel permanecen por espacio de 14 días, antes de ser trasladados a un albergue, en Espíritu Santo pueden permanecer sólo unos días antes de regresar a su lugar de origen.