Estado

Bala perdida le perfora el intestino

Al salir de una tienda en la que acababa de darle mantenimiento a unos aparatos, se registró cerca un ataque armado

Cortesía / Adolfo y su madre en el hospital

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

miércoles, 09 junio 2021 | 05:00

Ciudad Juárez— Como muchas otras personas, Adolfo Israel Chavira se dedicaba a trabajar para ayudar al sustento de su familia; nunca imaginó que un día, al salir de una tienda en la que acababa de darle mantenimiento a unos aparatos, se registró cerca un ataque armado y una bala perdida le pegó en el abdomen y le perforó el intestino.

Eso ocurrió el 26 de enero de este año, y desde entonces, Adolfo, de 27 años de edad, ha tenido serios problemas de salud; ahora requiere de un sistema de presión negativa, conocido como VAC, aparato que sólo se puede conseguir en Guadalajara y es muy caro, pero si alguien tiene uno usado, también se puede utilizar, lo importante es contar con ese equipo especial y la familia no tiene los recursos para adquirirlo, dice su mamá, Miriam Flores Rodríguez.

La utilización de este aparato es lo que puede ayudar a sanar, ya que desde la primera cirugía en enero, él ha tenido serios problemas de salud, pues los restos de pólvora que entraron a su cuerpo no los limpiaron bien y le siguen ocasionado infecciones constantes que lo mantienen postrado en una cama del Hospital General, dice la señora Flores.

“Según lo que han comentado los médicos, ese aparato es para que le drene lo de la infección y a la vez le ayude a cerrar la herida por la cirugía, ya que su piel se ha endurecido por las operaciones que les han hecho y por el tiempo en que ha tenido el abdomen abierto”, explicó la mujer.

Sin embargo, dice, aquí no se consigue el aparato, sólo en Guadalajara, y cuesta de entre 40 mil y  los 60 mil pesos, una cantidad que es difícil reunir en la familia, por eso necesita el apoyo de la comunidad para reunir esa cantidad y adquirir el equipo que le puede ayudar a su hijo a sanar.

“Yo sé que aquí en Juárez hay muchas personas buenas que pudieran apoyar de la manera que fuera, o igual, si hay alguien que tenga el aparato y nos lo pueda prestar, sería de mucho agradecimiento como no tiene una idea”, expresa Miriam.

“Ya mi hijo está consumido ahí y sufre mucho por el dolor que tiene al estar con su abdomen abierto”, agrega.

Miriam Flores explicó que el caso de Adolfo Israel le pudo haber pasado a cualquier otra persona; él se dedica a darle mantenimiento a las tiendas de la cadena Oxxo y el pasado 26 de enero acababa de cumplir parte de su trabajo en una de las sucursales, pero mientras esperaba en el estacionamiento un automóvil de Uber, se registró cerca una balacera y el resultó herido en el abdomen.

Ese día lo operaron en el Hospital General, de donde salió quince días después, pero al paso del tiempo le salió pus y fue necesario llevarlo para atención el 5 de marzo, día en que lo intervienen quirúrgicamente de nuevo.

“Lo operaron y a las tres semanas empezó a oler muy feo, se le reventó la operación por dentro y la materia fecal le afectó, por lo que lo abrieron de nuevo; ha entrado a quirófano como 10 veces, tiene un mes que lo dejaron abierto y así se encuentra desde entonces, está consciente, pero sufre de mucho dolor”, señala la mamá de Adolfo.

Además de que le extirparon la mitad del colon, el páncreas le trabaja a la mitad, tiene el bazo dañado y la piel congelada, lo que impide que le cierre, por eso necesita el aparato VAC, que le ayudaría a drenar la infección y a cerrar la herida.

“Para adquirirlo necesitamos el apoyo de los juarenses, sólo así mi hijo podrá sanar, pues ya son varios meses internado y muchas operaciones, pero él se aferra a la vida y yo debo buscar la forma de conseguir el equipo que necesita”, dice Miriam, a quien le pueden llamar al teléfono 656-120-5530 para ayudarle.

lcano@redaccion.diario.com.mx