Estado

Batallan por escasez de agua

Luego de que la bomba del pozo del sector se averió a causa de la arena y falta de mantenimiento

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

sábado, 13 febrero 2021 | 06:30

Ciudad Juárez— Habitantes de la colonia Ampliación Loma Blanca han estado casi dos meses batallando con el abasto de agua potable, luego de que la bomba del pozo del sector se averió a causa de la arena y falta de mantenimiento, afirmaron los afectados.

“La gente está desesperada porque ya es mucho el tiempo que han tenido que esperar para la reparación del pozo, hemos tenido que conseguir de nuevo tambos para que nos deje el líquido la pipa que viene de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) de Juárez”, dijo Adriana Venegas, residente de la zona y encargada del comedor infantil El Buen Pastor.

Por su parte Hilario Ramírez Hernández, presidente del comité de agua en Loma Blanca, dijo que con ayuda del personal de la JMAS ya se arregló la bomba, pero están trabajando en la revisión previa para instalarla y conectarla a la tubería para reanudar el servicio en todo el sector.

Venegas señaló que ya son casi dos meses de que no tienen agua potable y aunque Ramírez Hernández ha atendido la petición, la respuesta de la JMAS fue muy lenta.

Dijo que en ese tiempo que el pozo no ha funcionado les han abastecido el líquido a través de pipas, pero esto fue un gasto extra para muchas familias que tuvieron que comprar tambos para poder almacenarlo.

“La respuesta de la Junta fue muy lenta, pues ya hace ocho días que arreglaron la bomba y no la han instalado; ellos son los únicos que pueden hacerlo porque aquí, en la colonia, el responsable del pozo no tiene la grúa que se necesita para levantarla y colocarla de nuevo”, indicó.

Sobre ello, Hilario Ramírez dijo que además de surtir el agua en pipas de la JMAS, una parte de la zona se abasteció con agua extraída desde San Isidro y Loma Blanca.

“Cada tercer día venía una pipa de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento a surtir a las familias del líquido, y otras lo recibieron en la línea desde los ejidos cercanos, pero nunca les ha faltado el agua a los habitantes”, afirmó.

Explicó que luego de la revisión técnica que debe hacerse antes de instalar de nuevo la bomba, el pozo deberá estar funcionando a más tardar este fin de semana y con ello el abasto de agua se normalizará en toda esta colonia situada al suroriente de la ciudad. 

lcano@redaccion.diario.com.mx