Estado

Buscan escuelas para mil 600 niños migrantes

Diseñan aquí programa para brindar educación básica y preparatoria a menores extranjeros

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez
miércoles, 14 agosto 2019 | 11:41
El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Mil seiscientos menores extranjeros, quienes junto a sus padres permanecen en la ciudad en espera de la resolución de su situación legal migratoria, podrán continuar aquí sus estudios en escuelas públicas locales, anunció ayer Judith Marcela Soto Moreno, subsecretaria de Educación y Deporte (SED) en la Zona Norte.

La incorporación de niñas, niños y adolescentes migrantes al sistema escolar nacional tiene como objetivo salvaguardar los derechos de la infancia y adolescencia al acceso a la educación, aun cuando su situación migratoria en la ciudad sea de tránsito, explicó.

Esta dependencia, en coordinación con el Consejo Estatal de Población (Coespo), diseña aquí un programa especializado de reinserción educativa para niños migrantes y hasta el momento son alrededor de mil 600 niños los que tentativamente se quedarían en Juárez para ingresar al sistema educativo, precisó. 

“Estamos diseñando un programa especializado de educación para niños migrantes, puesto que no se sabe si esas niñas, niños y adolescentes se van a quedar aquí o van a regresar a su país o finalmente van a ingresar a Estados Unidos. Lo hemos platicado con Coespo y tenemos un aproximado de mil 600 niños que pudieran quedarse en Juárez e ingresar a un sistema educativo aquí, para los cuales generaríamos un proyecto especial”, explicó.

Soto Moreno dijo que este programa busca la reinserción escolar, por lo que lo primero que se tiene que hacer es ubicar el grado al que asistirán los estudiantes de acuerdo con su nivel de conocimientos.  

Refirió que quieren que los planteles educativos a los que asistan estos estudiantes se encuentren en la zona Centro, punto de la ciudad que concentra la mayor presencia de extranjeros que han solicitado asilo político en Estados Unidos y esperan ser entrevistados. 

El proyecto especial que diseñan las autoridades implica favorecer a aquellos menores que carecen de documentación oficial que acredite su grado escolar, ya que bastará con la presentación de una carta-compromiso de los padres.

“Se abre el proyecto incluso para aquellos que no traen documentos; con una carta y una evaluación, los niños entran al grado que quieran entrar, no creemos que ningún padre quiera dañar a su hijo y ponerlo en un grado que no le corresponde”, destacó.

Los padres podrán presentarse a la escuela que eligieron con la carta en la que expliquen su situación migratoria y solicitar el ingreso de su hijo.

“Con una carta de los padres de familia, van a la escuela en la que solicita el ingreso y a los niños les hacemos un pequeño examen de diagnóstico, una evaluación y con eso el niño entra directo al grado que le corresponde esto aplica para preescolar, primaria, secundaria y preparatoria”, agregó.

Soto Moreno dijo que se pretende que los niños se incorporen a escuelas ya establecidas, sin embargo, precisó que si se requiere abrir grupos, se absorberán los costos que ello implique, aunque no precisó cifras. 

En la zona Centro existen varios planteles que cuentan con un bajo porcentaje de matrícula, precisamente por su ubicación geográfica, ya que el desarrollo habitacional de la ciudad se ha dirigido al suroriente, por lo que escuelas con escaso alumnado podrían recibir a estos estudiantes.

“Más que nada estaríamos buscando los planteles que ofrezcan las condiciones óptimas, a la mejor no es tanto que abramos las escuelas cerradas anteriormente, sino que aquellas que ya están operando abran grupos y buscaríamos a los maestros para esos grupos, pero aún no hacemos el análisis puntual de dónde serían las clases, eso depende del nivel al que asistan los niños”, agregó. 

Datos oficiales indican que para pedir asilo político a Estados Unidos, suma ya más de 177 mil 500 personas que han elegido Juárez y sus alrededores, incluidos Janos y Ojinaga, para cruzar por el sector de El Paso de la Patrulla Fronteriza.

Menos del 10 por ciento se ha registrado ante Coespo, mientras que el resto ha pagado hasta 13 mil dólares a “coyotes”, “polleros” o “guías” para que los acerquen hasta el río Bravo o el desierto fronterizo.