Estado

Búsqueda les deja dolor y desgaste

Para familiares de desaparecidos, la principal barrera con la que se topan es el prejuicio

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado/ El Diario de Juárez

sábado, 29 mayo 2021 | 14:45

Ciudad Juárez.- Prejuicios por parte de la comunidad, negligencia de las autoridades, dolor y mucho desgaste emocional es parte de lo que aseguran vivir los familiares de personas desaparecidas en su búsqueda.

“Nos duele y es muy desgastante tanto para las familias como para los colectivos, porque cada acción que sale a la luz pública, como son la pega de pesquisas, las marchas, los rastreos, una mesa de trabajo, cualquier acción tuvo muchísimo trabajo previo. Y casi siempre se hace eso cuando ya se ha pasado muchísimo camino tortuoso”, destacó Alejandro Durán, líder del Colectivo de Familias Unidas por la Verdad y la Justicia y hermano de César Gonzalo Durán Calderón, desaparecido en julio de 2011 en la ciudad de Cuauhtémoc.

En el marco de la Semana Internacional del Detenido-desaparecido, establecida hace tres décadas por la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidosdesaparecidos (Fedefam) durante la última semana de mayo, el juarense destacó que la principal barrera con la que se topan las familias es el prejuicio, pero también hay una sociedad que se va sumando cada vez más a la lucha de las familias.

“La primera barrera con la que se topa cualquier familiar es ese prejuicio; por ejemplo, en el tema de las mujeres hay un tema cultural muy fuerte, desde el decir que la mujer está desaparecida ya no se asume la responsabilidad de decir que alguien la desapareció, se dice que la mujer se fue con el novio, que se fue por su propia cuenta. Y podríamos decir que la gente puede pensar lo que quiera, pero eso da base a que las autoridades no se sientan presionadas

y no investiguen”, señaló.

Cuando se trata de un hombre desaparecido, su desaparición se criminaliza, “se dice que si desapareció es porque en algo andaba, incluso la respuesta oficial de los fiscales para todo es decir que es un caso del crimen organizado, cuando son muchas las razones por las que desaparecen a las personas”, apuntó el coordinador del colectivo que es asesorado por el Centro de Derechos Humanos Paso del Norte (CDHPN).

“No hemos logrado avanzar todavía de alguna manera. Son las familias quienes investigan, quienes proponen ciertos lugares (para rastrear o investigar), por lo que es un desgaste muy largo y doloroso” Silvia Méndez Directora del CDHPN

Las familias también se encuentran con la negligencia, ya que muchas autoridades no saben hacer su trabajo, no se saben las leyes que aplican y no están capacitadas para hacer ese trabajo de investigación, por lo que tienen que crear sus propias investigaciones, aseguró.

“Es un desgaste emocional y una cuestión de revictimizar a las personas porque no dan resultados o ni siquiera dan la cara; hay muchas familias que las traen a vuelta y vuelta a la Fiscalía, ni siquiera las dejan entrar y cuando las dejan entrar les echan la carga de la investigación. Y nosotros como colectivo y como Centro de Derechos Humanos nos enfrentamos a muchas hostilidades”.

Pero también hay una parte de la ciudadanía que cada vez es más sensible, “y es ahí como lo esperanzador”, dijo al pedirle a la comunidad que cuestionen todo, y que al ver a un familiar que busca a alguien desaparecido se acerquen.

Silvia Méndez, directora del CDHPN, destacó que en Chihuahua no se ha logrado avanzar lo necesario pese a la existencia de una Comisión de Búsqueda, a veces por cuestiones legales en las que tienen que intervenir los Ministerios Públicos, como es el caso de los rastreos.

“No hemos logrado avanzar todavía de alguna manera. Son las familias las que investigan, quienes proponen ciertos lugares (para rastrear o investigar), por lo que es un desgaste muy largo y doloroso”, lamentó.

Aunque el colectivo que apoya el CDHPN está conformado por 10 casos, en los últimos meses se han acercado familiares de cinco víctimas más a quienes desaparecieron en 2020 y 2021.

Según datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), desde 2008 hasta el viernes 28 de mayo de 2021 había reportadas 753 personas no localizadas: 631 hombres y 122 mujeres.