Estado

Cae Chihuahua al tercer lugar en exportación ganadera

La entidad fue superada por Sonora y Tamaulipas

Manuel Quezada/El Diario

sábado, 27 noviembre 2021 | 06:30

Chihuahua, Chih.- El estado de Chihuahua pasó del primero al tercer lugar en el volumen de exportación de cabezas de ganado de bovino en pie a Estados Unidos, en lo que va del año, superado por Sonora y  Tamaulipas, según datos de la Dirección General de Inspección de Senasica.

Los datos expuestos en el portal del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, indican que, de enero al corte del 24 de noviembre, los ganaderos de Chihuahua vendieron 309 mil 568 becerros y vaquillas, en tanto que Sonora reportó 472 mil 976 y Tamaulipas de 374 mil 593. 

Del total de ejemplares exportados en pie de Chihuahua, de enero al corte del 24 de noviembre, fueron 206 mil 063 becerros y 103 mil 505 vaquillas, según el informe semanal de la Dirección General de Inspección de Senasica.

En el caso de Sonora, exportó 382 mil 670 becerros y 90 mil vaquillas, en tanto que Tamaulipas reportó la salida de 322 mil 070 machos y 52 mil 523 hembras bovino. 

De enero al 24 de noviembre del presente año, la venta de ganado bovino en pie de todo México en Estados Unidos es de dos millones 189 mil 668 ejemplares, de los cuales, un millón 840 mil 780 fueron becerros y 348 mil 888 vaquillas. El presidente de la UGRCh, Eduardo Prieto dijo que la exportación ganadera de Chihuahua tiene un valor anual aproximado de ocho mil millones de pesos y proyectó que este año podría ser menor el número de ejemplares vendidos en pie a Estados Unidos.

Detalló que debido a la sequía del 2020 y el primer semestre de este, los productores se vieron obligados a vender una cantidad importante de ganado, aunque las lluvias registradas a partir de la segunda mitad del año, permitió conservar las vaquillas con la idea de repoblar el hato. Planteó que se espera que, al cierre de este año, la venta de ganado en pie a Estados Unidos sea un poco menor ya que dada la alta exportación que se tuvo, se disminuyó significativamente el hato en la entidad, a lo que hay que añadir que, hubo menos vacas preñadas.

Eduardo Prieto indicó que tan solo en octubre pasado se vio disminuida la venta en un 30 a 40 por ciento, con respecto del año pasado, pero también porque los agostaderos tienen una condición diferente y ahora forraje para mantener al ganado y esperar a que aumenten peso y no urge sacar el ganado. 

Finalmente dijo que el año pasado se tenía una situación diferente a la que se tiene actualmente en la mayoría de los agostaderos.